Público
Público

La justicia francesa investiga la muerte del periodista Jacquier en Siria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La justicia francesa abrió hoy una investigación por "homicidio voluntario" por la muerte del periodista francés Gilles Jacquier en Siria, el pasado miércoles, cuando cubría una manifestación en apoyo del régimen de Bachar al Asad.

La investigación es consecuencia de la denuncia presentada ante la Fiscalía de París por la cadena de televisión pública en la que trabajaba Jacquier, "France 2", que en su página de internet indicó haber reclamado que se aclaren las circunstancias de la muerte.

El director de la información de "France 2", Thierry Thuillier, consideró que hay elementos "turbios", por ejemplo el hecho de que el convoy de militares sirios que escoltaba a los periodistas occidentales en Homs "desapareciera de la circulación en el momento de los tiros".

"El reportaje de nuestro equipo era político, no sobre el conflicto actual", precisó Thuillier, que añadió que Jacquier y el cámara que lo acompañaba, Christophe Kenck, se habían negado a ir a Homs y sólo accedieron a ir a esa ciudad, escenario de choques con la rebelión, porque les advirtieron de que en caso contrario tenían que irse.

El jefe de informativos de "France 2" puso el acento en que "por ahora las respuestas del Gobierno sirio no son satisfactorias" y que la comisión de investigación creada por Damasco "no tiene ninguna consistencia".

Las denuncias del canal de televisión llegan poco después de que "Le Figaro" hubiera filtrado las sospechas del Elíseo de que tras la muerte de Jacquier hubo una encerrona contra los periodistas occidentales que habían recibido autorizaciones oficiales e iban dirigidos por fuerzas del régimen.

Una fuente próxima al presidente francés, Nicolas Sarkozy, declaró al diario que privilegian la tesis de "una manipulación", aunque reconoció no disponer por ahora de "pruebas".

"Los responsables sirios eran los únicos que sabían que un grupo de periodistas occidentales visitaban (la ciudad de) Homs ese día y el barrio en el que se encontraban", afirmó esa fuente.

"Se puede pensar en un desgraciado accidente. Pero es una coincidencia más bien buena para un régimen que intenta desalentar a los periodistas extranjeros y demonizar la rebelión", añadió.

El cadáver de Jacquier llegó esta mañana al aeropuerto de Le Bourget, en París, donde se le va a practicar una autopsia en profundidad para intentar aportar más luz, en particular sobre el origen del proyectil que causó la explosión en el edificio en el que murió.

Media docena de personas, aparte del periodista, murieron a causa de los disparos de mortero en el mismo ataque en la ciudad de Homs.