Público
Público

La Justicia francesa pide prisión para los etarras Elizarán y Sanvicente

El Tribunal de París abrió una investigación por delitos de "asociación de malhechores con vistas a la preparación de actos terroristas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Justicia francesa pidió hoy el ingreso en prisión de los presuntos miembros de ETA Aitor Elizaran Aguilar y Ohiana San Vicente Sáez de Zerain, detenidos el lunes en Bretaña (noroeste), a los que imputa, entre otros cargos, la pertenencia a la organización terrorista, según fuentes judiciales.

El Tribunal de París abrió una investigación a ambos por los delitos de 'asociación de malhechores con vistas a la preparación de actos terroristas', un cargo por el que la pena en Francia puede alcanzar los diez años de cárcel.

Además, les imputa los cargos de 'posesión de documentación administrativa falsa', 'posesión y uso de armas y municiones de las categorías I ó IV' y 'receptación de robo de armas procedentes del robo cometido en Vauvert (sureste de Francia) en banda organizada, con secuestro y con armas'. También se les imputan los delitos de 'receptación de robo de vehículo cometido en banda organizada', 'uso de matrícula falsa' y 'receptación de matrículas'. Todos estos cargos, señalaron las fuentes, están 'en relación a título principal o relacionado con una empresa terrorista'.

Por esos delitos el Tribunal de París pidió la prisión provisional de ambos y las fuentes precisaron que la juez encargada del interrogatorio es Laurence Le Vert. Las fuentes precisaron que los interrogatorios todavía no habían comenzado a última hora de la tarde de hoy, viernes.

Según las normas vigentes, sobre la petición de ingreso en prisión de los detenidos tendrá que pronunciarse posteriormente el Juez de las Libertades y la Detención que, normalmente, da curso a esa solicitud de la Fiscalía.

El considerado en fuentes de la lucha antiterrorista en España como responsable del aparato político de la banda, Elizaran, y su compañera, fueron detenidos en Carnac (Bretaña, noroeste) el pasado lunes, cuando circulaban en un vehículo robado.

En el coche, un modelo Audi A3, había una pistola y un revólver procedente del robo de 300 armas cometido por ETA en 2007 en una empresa de Vauvert (a pocos kilómetros de Nimes), diversa munición y 1.500 euros (unos 2.200 dólares) en metálico. También se les encontraron en el vehículo, robado el pasado 15 de octubre en Francia, placas de matrícula y documentación falsas, así como un ordenador, una 'llave' USB (memoria portátil) y material para acampada.

Posteriormente, en el registro de un apartamento que habían alquilado al parecer con otro presunto miembro de ETA, al que las autoridades francesas no han encontrado y que se identificó en España como Aitor Agirregabiria, se encontró más material relacionado con la organización terrorista.