Público
Público

Justicia investiga al presidente de Deutsche Post por el supuesto fraude fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La justicia alemana ha abierto una investigación contra el presidente de los servicios postales Deutsche Post, Klaus Zumwinkel, por sospecha de evasión de impuestos.

Cinco horas después de registrar su domicilio en el barrio de Marieburg en Colonia, la policía se llevó hoy a Zumwinkel en un automóvil a los juzgados de Bochum, donde fue interrogado por la fiscalía, que le acusa de haber evadido un millón de euros.

Las imágenes de las cámaras de televisión concentradas frente al chalet del ejecutivo mostraron como Zumwinkel salía de su casa rodeado de policías.

Tras el pago de una elevada fianza, Zumwinkel, de 64 años, pudo evitar una orden de detención y abandonar las dependencias judiciales de Bochum.

Zumwinkel, con unos ingresos anuales de cerca de 3 millones de euros, ha estado al frente de Deutsche Post desde 1990 y preside también el consejo de vigilancia de la compañía de telecomunicaciones Deutsche Telekom y es miembro de este gremio supervisor en la filial bancaria Postbank, en Lufthansa y en la cadena de grandes almacenes Arcandor.

La policía comenzó a las 07.00 horas el registro del domicilio de Zumwinkel y se llevó varias cajas con documentos después de que la fiscalía alemana iniciara un proceso de investigación contra él por sospechar que ha ingresado en cuentas en el pequeño principado de Liechtenstein más de 10 millones de euros no declarados al fisco alemán, según la cadena de televisión pública ZDF.

Otros medios añadieron que Zumwinkel no pagó impuestos por el beneficio que generó este capital, por lo que la evasión fiscal asciende a un millón de euros.

Además, la policía registró el despacho del directivo alemán en la sede central de Deutsche Post en Bonn.

Zumwinkel, que utilizó presuntamente una fundación para desviar el dinero al paraíso fiscal durante dos décadas, según el semanario "Der Spiegel", llevó a cabo el proceso de privatización de los servicios postales alemanes y sacó a la compañía de las pérdidas.

Con Zumwinkel, Deutsche Post, que tiene medio millón de empleados en todo el mundo, se convirtió en una empresa lucrativa, que cotiza en bolsa desde 2000.

Deutsche Post tuvo un beneficio neto en los nueve primeros meses de 2007 de 1.134 millones de euros (1.662 millones de dólares) y quiere desprenderse de su filial bancaria minorista Postbank.

Las acusaciones de evasión fiscal son las más graves entre los escándalos empresariales que han azotado en los últimos años a Alemania ya que Zumwinkel, además de un directivo, ha sido durante años un importante asesor de los tres últimos Gobiernos en el país.

La supuesta evasión de impuestos de Zumwinkel cuestiona la confianza en el sistema en el que ocupa una importante posición, según el diario económico alemán "Financial Times Deutschland (FTD)".

El Gobierno alemán rehusó pronunciarse respecto a las acusaciones contra el presidente de Deutsche Post, que no ha dimitido.

Zumwinkel, cuyo contrato como presidente de Deutsche Post expira en noviembre de este año, será sustituido, de momento, por el miembro del comité ejecutivo Frank Appel, responsable del área de Logística, según informó el "FTD" en su edición online.

A finales del pasado año, Zumwinkel acaparó las críticas de la opinión pública alemana tras conocerse que había ejecutado opciones sobre acciones de Deutsche Post, que le reportaron unos ingresos de 2,2 millones de euros, poco después de que se aprobara un salario mínimo en el sector de correos.

La cotización de los títulos de Deutsche Post habían subido con fuerza antes de que el Parlamento alemán aprobara la introducción de un salario mínimo vinculante.