Público
Público

La Justicia lusa emite hoy la sentencia del juicio por los explosivos de ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tribunal que juzga el caso de los 1.500 kilos de explosivos que ETA almacenaba en Portugal para cometer atentados en España hará pública hoy mismo la sentencia tras rechazar que se alargue el juicio con más testigos.

La defensa del supuesto miembro de la organización terrorista Andoni Zengotitabengoa, acusado de montar el arsenal de ETA en suelo luso, había pedido que se llamara a 13 testigos más, entre ellos varios altos cargos de las fuerzas de seguridad lusas, pero los jueces consideraron injustificada su petición.

El Tribunal de Caldas da Rainha, a unos 100 kilómetros al norte de Lisboa, anunció que hoy mismo, a partir de las 15.00 GMT, se leerá la sentencia de Zengotitabengoa, detenido el año pasado cuando intentaba huir a Venezuela y cuyos cargos están penados hasta con quince años de cárcel.

Los tres magistrados que llevan el caso consideraron que los nuevos testimonios solicitados por la defensa no aportarían nuevas pruebas sobre unos hechos ya exhaustivamente discutidos en el juicio, que la defensa no ha justificado su necesidad y que algunos de los testimonios ya habían sido descartados anteriormente.

El proceso iba a concluir el pasado 12 de diciembre pero el tribunal decidió alargar el proceso ante el nuevo y más grave cargo de apoyo a una organización terrorista que formularon los fiscales en sus alegaciones finales.

El tribunal, aunque consideró "no relevante" el añadido, optó por dar nuevos plazos de respuesta a la defensa y la Fiscalía, que han sido resueltos hoy.

Esta sesión, la octava desde que arrancó el proceso el 13 de septiembre, será así la última del proceso por los explosivos hallados el 4 de febrero de 2010 en un chalet de la localidad de Obidos, cercana a Caldas da Rainha, alquilado por Zengotitabengoa y otro supuesto etarra ya detenido en Francia, Oier Gómez Mielgo.

El juicio por el arsenal de ETA, uno de los mayores que le han incautado en toda su historia, es el primero realizado en Portugal contra un miembro de esa organización por delitos graves cometidos en suelo luso, entre ellos robo, falsificación y apoyo a una organización terrorista.

El informe de los fiscales presentado en el proceso reveló que ETA empezó a preparar una base logística en Portugal en 2007 y Zengotitabengoa y su compañero la montaron entre finales de 2008 y 2009, cuando se instalaron en Obidos.

En el juicio, vecinos, comerciantes y empleados les identificaron como los inquilinos de la vivienda, mientras varios peritos constataron la potencia mortífera de las sustancias que almacenaba, capaces de volar todo el barrio.

El chalet fue abandonado precipitadamente por los presuntos etarras tras saltarse un control de tráfico portugués.

La Policía lusa había detectado actividades de la organización terrorista desde 2007, cuando se identificaron vehículos alquilados en este país para cometer atentados y transportar explosivos en España.

En enero de 2010 fueron detenidos en suelo luso, tras huir de un control policial en España, otros dos supuestos etarras, Garikoitz García Arrieta e Iratxe Yañez Ortiz de Barrón, entregados ya a la Justicia española y que trasladaban hacia Portugal una furgoneta con artefactos para fabricar explosivos.

Zengotitabengoa, que asiste hoy a la conclusión del juicio junto a cerca de una veintena de allegados procedentes de España, permanece en prisión preventiva desde marzo de 2010, cuando fue detenido en el aeropuerto de Lisboa al intentar abordar un avión con destino a Caracas.