Público
Público

La Justicia de Nigeria confirma el resultado electoral, a pesar de las irregularidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Justicia de Nigeria desestimó hoy dos recursos presentados por la oposición para anular los resultados de las elecciones del año pasado y, a pesar de las irregularidades denunciadas, confirmó en el poder al presidente Umaru Yar'Adua.

"Los temas planteados por las partes no han sido sustanciados. Por ello, Alhaji Umaru Musa Yar'Adua y Goodluck Jonathan se mantienen debidamente como presidente y vicepresidente de Nigeria, respectivamente", dice la sentencia.

No es la primera vez que se presentan recursos legales en contra de una elección presidencial en Nigeria por las irregularidades detectadas en una votación, y en todos los casos anteriores han sido rechazadas.

Pero las elecciones del 21 de abril del 2007 están consideradas como las peores en la historia de Nigeria, por lo que en círculos de la oposición se confiaba en que, esta vez, la Justicia aprobaría los recursos presentados en contra de los resultados de la votación.

El veredicto fue dado a conocer por el Tribunal de Apelaciones de Nigeria, que llevaba seis meses analizando las pruebas presentadas por los ex candidatos presidenciales de la oposición, Muhammadu Buhari y Atiku Abubakar.

En la sentencia, cuya lectura se prolongó tres horas y media, el presidente del tribunal, John Fabiyi, anunció que las pruebas presentadas por los rivales de Yar'Adua no eran suficientes para anular el resultado final de los comicios.

El Tribunal de Apelaciones consideró que, en el recurso presentado por Buhari, las irregularidades denunciadas afectaban sólo a cuatro de los 36 estados de Nigeria, el país más poblado de África, con 140 millones de habitantes.

Tampoco dio la razón al ex vicepresidente Abubakar cuando apeló ante la Justicia al considerar, entre otras denuncias, que agentes de la Seguridad Nacional habían robado material electoral e intimidado a los votantes.

El veredicto, que puede ser recurrido ante la Corte Suprema, fue dado a conocer por el Tribunal de Apelaciones desde su sede de Abuya, la capital nigeriana, y retransmitido en directo por la televisión.

Nada más conocerse el fallo, estalló el júbilo entre ministros y representantes del gobernante Partido Democrático Popular que estaban en la sala.

La decisión judicial representa una gran victoria política para Yar'Adua. Desde que fueron presentados los recursos, pendían como una espada de Damocles sobre su gestión, que comenzó el 25 de mayo del 2007.

El mismo Yar'Adua aceptó, en el discurso de inauguración de su mandato, que la votación tuvo "fallos y defectos", y propuso a todas las partes cambiar las leyes e instituciones electorales para evitar que se repita.

La misión de observadores electorales de la Unión Europea señaló que los comicios que llevaron a la victoria a Yar'Adua "no se pueden considerar creíbles" y añadió que en algunos estados los votos probablemente fueron "amañados"

Los abogados del gobernante electo ensalzaron la decisión de los cinco jueces el tribunal por adoptar su decisión "sin miedo ni favoritismos", pero la defensa de las partes acusadoras discrepó del veredicto.

"Vamos a agotar todas las opciones que quedan", afirmó el letrado Ricky Tarfa, abogado de Abubakar, confirmando el deseo anticipado por este último de que apelaría ante la Corte Suprema y que fue confirmado hoy a Efe por fuentes de su partido político.

En un comunicado que dio a conocer tras conocerse la decisión judicial, el partido de Abubakar, el Congreso para la Acción, insistió en que la votación que llevó a la victoria a Yar'Adua "no fue más que una farsa".

El presidente nigeriano, por su parte, hizo un llamamiento a sus rivales políticos para aceptar "de buena fe" el veredicto, que dijo recibía "con humildad y agradecimiento a Dios Todopoderoso", según un comunicado oficial de su portavoz, Olusegun Adeniyi.

"El tribunal -agrega la nota oficial- unánimemente ha confirmado que, a pesar de las reconocidas imperfecciones latentes, (Yar'Adua) es el claro ganador de la elección presidencial, que se realizó de acuerdo con todas las normas".