Público
Público

La justicia ratifica que los derechos del fútbol pertenecen a Mediapro

Ultimátum a Sogecable para que pague 90 millones si quiere emitir partidos la próxima temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juzgado número 36 de Madrid notificó ayer una resolución, dictada el jueves, que ratifica que los derechos de explotación del fútbol son de Mediapro y suspende la ejecución provisional de la sentencia del 15 de marzo solicitada por Audiovisual Sport (AVS) —empresa controlada por Sogecable—. Además, archiva dicho procedimiento de ejecución mientras dure el concurso de acreedores de Mediaproducción SL, la empresa del grupo Mediapro dedicada a la explotación de los derechos audiovisuales de la mayoría de los clubes de fútbol.

Según informó ayer la productora catalana en una nota, esto implica que los contratos de explotación con los equipos de fútbol de Primera y Segunda División 'siguen y seguirán siendo de Mediapro durante toda la próxima temporada'. De igual forma, indicó que queda 'suspendido el pago de cualquier cantidad que, por causa del pleito, tuviera que pagar Mediapro a Sogecable'.

La productora advierte a la CNMV de que Prisa omite 'datos relevantes'

A juicio de Mediapro, esto demuestra 'de modo palmario lo que ya el jueves sabía perfectamente cualquier persona con unos mínimos conocimientos jurídicos que hubiera leído las resoluciones del mismo Juzgado hechas públicas el jueves por el Grupo Prisa: que la afirmación de que Sogecable ha venido a ser titular de los derechos audiovisuales de fútbol desde el día 21 de junio es totalmente falsa y no es más que una burda patraña, con la finalidad de siempre', es decir, 'tratar de no pagar los más de 90 millones que Sogecable debe a Mediapro desde el pasado 15 de junio por el contrato de 2009'. Por ello, 'como legítimo titular de los derechos', Mediapro (algunos de cuyos accionistas son editores del diario Público) reiteró que, si Sogecable no cumple con lo establecido en el contrato y no se produce dicho pago 'de forma inmediata, Sogecable no podrá emitir ningún partido de la Liga Española la próxima temporada y, por tanto, los abonados de Canal + y Canal + Liga no recibirán la señal de los partidos'.

'El comunicado del jueves del Grupo Prisa es la demostración de que, mediante la mentira, la tergiversación y la falsedad, Sogecable no quiere o no puede hacer frente a las obligaciones económicas contraídas con Mediapro', concluyó la productora, que también destacó que Prisa tendrá que explicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) 'por qué publica Hechos Relevantes patentemente engañosos'.

En este sentido, Mediapro se dirigió ayer a la CNMV para advertir de que Prisa remitió a la Comisión los días 18 de marzo, 7 y 13 de mayo cartas que fueron publicadas en la web de la CNMV como Hechos Relevantes que mencionaban la sentencia del Juzgado número 36, atribuyendo a Prisa la victoria de la guerra del fútbol y obviando que la sentencia podía ser recurrida, tal y como se hizo el 21 de mayo de 2010. Este procedimiento se repitió el pasado jueves.

Mediapro acusa a Sogecable de que miente, tergiversa y falsea

A juicio de la productora, las comunicaciones difundidas por Prisa al mercado 'omiten, cuando menos, determinados hechos y datos que son muy relevantes para los inversores' y pueden incumplir la Ley.

De forma paralela, Mediapro, con el apoyo de los administradores concursales, también se dirigió ayer a Sogecable para requerirle que abone lo acordado en el contrato suscrito con Mediaproducción SL y advertirle de que, de no hacerlo, la productora le denegará el acceso a la señal de los partidos cedidos.

A pesar de todo esto, Prisa reiteró ayer que AVS es 'de nuevo la legítima titular de los derechos' y la responsable 'de organizar su explotación a partir de la próxima temporada'. Según Prisa, la resolución que suspende la ejecución provisional de la sentencia 'no afecta al fallo'.

La sentencia del 15 de marzo dictada por la titular del juzgado de primera instancia número 36 de Madrid, María de los Ángeles Martín Vallejo, condenaba a Mediapro a pagar 97 millones por el supuesto incumplimiento del acuerdo de 2006 sobre la explotación de los derechos del fútbol y a cedérselos a AVS. Este fallo está recurrido ante la Audiencia de Madrid, instancia que ya ha dado la razón a Mediapro en las dos ocasiones anteriores que ha presentado recurso frente a las resoluciones sobre la guerra del fútbol dictadas en ese mismo juzgado.