Público
Público

La Justicia de Zimbabue acepta pronunciarse sobre el retraso en el escrutinio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Justicia de Zimbabue aceptó hoy tener jurisdicción sobre una solicitud de la oposición para que se difundan los resultados de las últimas elecciones, aunque aplazó para mañana una decisión sobre el fondo del asunto.

El anuncio fue hecho por representantes legales al final de una audiencia judicial en el Tribunal Superior de Harare.

El hecho de que la justicia acepte pronunciarse sobre este asunto representa una victoria legal de la oposición, aunque pequeña y provisional.

La solicitud para que se difundieran los resultados fue presentada ayer ante la Justicia por el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC, en inglés), que se ha atribuido la victoria en los comicios presidenciales del 29 de marzo pasado.

Aunque la Comisión Electoral ha difundido ya los datos del escrutinio de las elecciones parlamentarias que tuvieron lugar simultáneamente a las presidenciales, no ha proporcionado ningún resultado de estas últimas.

Según se anunció al final de la vista judicial de hoy, el juez Tendai Uchena estableció que el Tribunal Superior se reunirá de nuevo a partir de las 10.00 hora local (08.00), para pronunciarse sobre "la urgencia del caso" planteado por la oposición.

El representante legal de las autoridades electorales, George Chikumbirike, se había mostrado ayer en contra de que la corte tuviera jurisdicción al respecto, al considerar que la Comisión Electoral es una institución independiente que puede usar su discreción para difundir los datos del escrutinio cuando lo juzgue conveniente.

Fuentes de la oposición pidieron un compás de espera hasta conocer la decisión final. "Sería injusto hacer comentarios sobre un caso que está todavía en los tribunales", dijo a Efe el portavoz del MDC, Nelson Chamisa.

La oposición zimbabuense sostiene que la espera para conocer el resultado de las elecciones presidenciales está causando demasiada inquietud entre los habitantes de Zimbabue y la comunidad internacional.

El partido gobernante anunció ayer que ha pedido a la Comisión Electoral que se haga un recuento general de votos porque dice haber encontrado errores en varias jurisdicciones que perjudican al presidente Robert Mugabe, en el poder desde 1980.

La oposición sostiene que, según el cómputo de los datos fijados en las actas electorales situadas en las afueras de los centros de votación, Morgan Tsvangirai, obtuvo el 50,3 por ciento de los votos, y atribuyó el 43,8 por ciento a Mugabe.

El Gobierno, sin embargo, aunque no da datos precisos, sostiene que será necesaria una segunda vuelta electoral, y el partido gobernante, ZANU-PF, ya ha anunciado que participará en ella.

La oposición viene denunciando que el Gobierno no quiere aceptar su derrota en las urnas y está haciendo todo lo posible para dilatar los plazos del proceso, incluyendo extender la posible segunda ronda más allá de los 21 días fijados legalmente.

También teme que en el período intermedio el régimen de Mugabe desate una ola de violencia para atemorizar a quienes están en contra del Gobierno.

"No hay razón para que la Comisión Electoral retrase la difusión de los resultados, cuando se calcula que sólo se depositaron dos millones de votos", afirmó hoy al final de la audiencia el abogado del MDC, Alexio Muchademana.

La vista judicial en Harare se celebró mientras Tsvangirai viajaba a Sudáfrica para, según fuentes de su partido, celebrar una serie de consultas privadas cuyos detalles no se han dado a conocer.

Tsvangirai, que va con frecuencia a Sudáfrica, viajó anoche al país vecino, pero su visita está rodeada de gran hermetismo.

El presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, actuó el año pasado como mediador entre el Gobierno y la oposición de Zimbabue,pero Mbeki no está en Pretoria porque viajó hoy hacia una cumbre entre la India y África que comenzará mañana, confirmaron fuentes oficiales.