Público
Público

Justin Bieber, también 'malote' en Barcelona

Los guardaespaldas del joven cantante amenazaron a los fotógrafos a la puerta del hotel donde se alojaba antes del concierto que celebró anoche en la ciudad condal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Justin Bieber continúa sin mejorar sus problemas con la prens. Antes de su concierto celebrado anoche en Barcelona se le pudo ver saliendo del hotel donde se hospeda rodeado de sus guardaespaldas los cuales, impartieron duras amenazas contra la prensa que quería capturar las imágenes del cantante. Los guardaespaldas no dudaron en amenazar a los cámaras que seguían al artista.

Después de su paso por Madrid todos se quedaron soprendidos con el trato del cantante a los medios y la gente anónima. Se le pudo ver realizando unas compras en la concurrida zona de Goya en Madrid, disfrutando de una noche en la discoteca Kapital y jugando un partido de baloncesto con unos desconocidos que entrenaban. Por ello, sorprende mucho que su actitud haya cambiado tanto en pocos días, en Barcelona el cantante huye de los medios y no se deja fotografiar.

Su Tour 'Believe' ha dado mucho de que hablar y es que después de recibir críticas por llegar tarde, corriendo y sin camisa a un concierto en Londres, Bieber se defendió en Twitter la semana pasada, y después de la cancelación de un espectáculo en Portugal y el colapso en el escenario, publicó una nota en Instagram defendiéndose y atacando a los que le critican diciendo que la estrella del pop debería ser más humilde y no vivir tan alocadamente para su pronta edad.

El cantante arremetió duramente contra Lindsay Lohan cuando le compararon con ella y declaró: 'A los que me comparan con Lindsay Lohan deberían mirarla su declaración fiscal de 2012'. A pesar de que el cantante rectificó sus palabras, estas llegaron a oídos de la celebrity y ésta le perdonó.

Su actuación de anoche fue un homenaje a sus fans que no dejaron de cantar cada una de las letras de las canciones del artista que sobre el escenario ofreció un espectáculo rico visualmente, a ritmo incesante, con piruetas y coreografías.