Público
Público

El Juventus bate al Milán (4-2) y es la única alternativa al Inter

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Juventus Turín, con su triunfo casero ante el Milán (4-2), en el partido que ha cerrado la decimosexta jornada de la Primera división italiana de fútbol, se ha confirmado, de momento, como la única alternativa al imparable líder, Inter de Milán, que mantiene sus seis puntos de ventaja.

Los goles del partido fueron anotados por Alessandro Del Piero (m.16, de penalti), Chiellini (m.34) y el brasileño Amauri (m.41 y 69), por el Juventus Turín; y el brasileño Alexander Pato (m.31) y Massimo Ambrosini (m.56), por el Milán.

El partido resultó interesante, con un Milán que dominó los primeros minutos de juego pero que luego contó con el resurgir de un Juventus que además atinó a adelantarse pronto en el marcador con un penalti anotado por su capitán Del Piero (m.16), en una falta cometida sobre él mismo por su homologo en la capitanía milanista Paolo Maldini.

El 1-0 trajo consigo la reacción milanista, que pudo igualar la contienda si Massimo Ambrosini (m.19) hubiese atinado en una clarísima ocasión anotar, pero a dos metros de la meta local envió fuera el esférico.

La igualada llegaría al filo de la media hora, apenas un minuto después de que el checo juventino Pavel Nedved fuese sustituido por lesión. El tanto milanista vino en una buena combinación entre Kaladze y Ronaldinho, que materializó el joven Pato.

La alegría visitante duró muy poco, apenas tres minutos: los que precisó Chiellini en poner el 2-1, con un certero remate de cabeza a la salida de un saque de esquina.

Con un Milán golpeado moralmente, volvió a golpear el Juventus, a cuatro minutos del descanso, de nuevo en remate de cabeza, esta vez a cargo de Amauri (m.41), tras centro de De Ceglie.

Las esperanzas del Milán volvieron, en el minuto 56, cuando Ambrosini se hizo perdonar del error cometido en el primer tiempo y, tras una serie de rechaces, logró el 3-2.

Pero la doble tarjeta mostrada al ex barcelonista Gianluca Zambrotta (m.37 y 65), que dejó al Milán en diez, se hizo notar y de nuevo Amauri, también de cabeza, apuntilló al rival con el 4-2 (m.69).

El Milán, en inferioridad numérica y con sólo veinte minutos por delante, ya no tuvo capacidad del reacción, viéndose además controlado por un rival que, prácticamente en el últimos instante, pudo anotar su quinto tanto con Vincenzo Iaquinta.