Público
Público

Kabila sustituye al máximo jefe militar tras dos meses de derrotas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la República Democrática del Congo (RDC), Joseph Kabila, ha sustituido al jefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas, tras casi tres meses de derrotas de las tropas gubernamentales frente a los rebeldes tutsis en el este del país, informó hoy la televisión oficial.

Didier Etumba fue ascendido a teniente general y sustituye en la jefatura de las Fuerzas Armadas a Dieudonné Kayembe, en un momento en que la guerrilla del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), que encabeza Laurent Nkunda, ha ocupado gran parte del territorio de la provincia oriental de Kivu Norte.

Tras casi dos meses de combates, el CNDP llevó a cabo una ofensiva a finales de octubre en la que ocupó la zona de Rutshuru y llegó a 14 kilómetros de Goma, la capital de Kivu Norte, donde el 29 del mes pasado Nkunda declaró un alto el fuego, que se ha violado reiteradamente desde entonces.

Los rebeldes tutsis congoleños ocuparon ayer mismo en Kivu Norte la población de Rwindi, según informó la Misión de la ONU para el Congo (MONUC) y acorralaron e hicieron huir a las tropas gubernamentales a orillas del lago Edouard, agregó el portavoz del CNDP, Bertrand Bisimwa.

Nkunda ha insistido en mantener conversaciones directas con el Gobierno de Kinshasa, a lo que Kabila se niega, pese a los requerimientos de la ONU, cuyo representante especial, el ex presidente nigeriano Olusegun Obasanjo, mantuvo un encuentro con el jefe guerrillero el pasado domingo.

Tras haber luchado con sus hombres como jefe de las Fuerzas Armadas con el ex presidente congoleño y padre del actual mandatario, Laurent Kabila, Nkunda fue alejado del mando militar por el Gobierno de Kinshasa e inició la lucha guerrillera, según asegura, en defensa de la etnia tutsi en la RDC.

El pasado domingo, Nkunda aseguró a Obasanjo que los rebeldes mantendrían el alto el fuego que declararon hace tres semanas y que permitirían la apertura de corredores humanitarios para atender a los más 250.000 desplazados por la violencia en Kivu Norte desde agosto pasado.