Público
Público

Kaká asegura estar listo para ser líder de Brasil en el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Kaká será por primera vez la principal estrella de la selección de fútbol de Brasil en el Mundial, tras jugar en los Mundiales de 2002 y de 2006, y tratará de demostrar que aún es uno de los mejores del planeta tras una mala temporada en el Real Madrid.

El centrocampista de la selección brasileña dijo el viernes que una victoria de Brasil en Sudáfrica colocaría a un jugador brasileño como el favorito para ser elegido por la FIFA como el mejor del mundo a finales de año.

Kaká fue el último brasileño en conquistar ese premio en 2007.

"No es mi objetivo principal, pero lo pienso, sí", dijo el deportista a la prensa tras ser consultado sobre si aspiraba al premio como el mejor futbolista del mundo.

"Espero que a finales de año un jugador brasileño sea elegido el mejor del mundo porque, si fuera así, Brasil habrá sido campeona mundial. Las cosas personales suceden después de que has ganado con el club o con la selección", agregó.

Kaká, de 28 años, figura entre los jugadores con mayor experiencia del conjunto brasileño y se prepara para disputar su tercer Mundial.

Sin embargo, el campeonato de este año será el primero para él como estrella de la selección, tras ser reserva a los 18 años en 2002 y acompañar a Ronaldo y a Ronaldinho en 2006.

El propio equipo de Brasil considera a Kaká un líder dentro del campo de juego, capaz de resolver los partidos más difíciles.

El garantizó que está "listo para asumir esa responsabilidad", aparentando tranquilidad y confianza en la rueda de prensa más concurrida de la "verdeamarelha" en Sudáfrica hasta el momento.

En el encuentro amistoso del miércoles contra Zimbabue, en el que Brasil se impuso por 3-0, Kaká disputó un partido por primera vez en un mes tras presentarse en la selección con una lesión muscular en el muslo izquierdo.

En el encuentro contra el equipo africano, el brasileño estuvo apagado y en el descanso fue sustituido, pero lo bueno es que no sintió ninguna molestia relacionada con su reciente lesión.

El propio Kaká reconoció que estaba preocupado por su estado físico, dado que otra lesión en la zona púbica lo dejó fuera de los terrenos de juego en el Real Madrid durante seis semanas entre marzo y abril.

"Fue una prueba muy positiva. Fueron 45 minutos en que logré hacer las cosas sin dolor alguno. Poco a poco me voy soltando, ganando ritmo de juego y creo que en los primeros partidos (del Mundial) ya voy a estar bien", sostuvo.

CAMINO CORRECTO

Con la experiencia de ganar el título mundialista en 2002 y de perderlo cuatro años más tarde, el centrocampista defendió la forma de preparación llevada a cabo por el técnico brasileño Dunga.

El entrenador decidió cerrar el acceso a la selección tras los problemas que tuvieron en la ciudad suiza de Weggis, donde Brasil se preparó para el Mundial de Alemania en 2006 en medio de un gran despliegue periodístico.

Kaká dijo que ahora el equipo va por el camino correcto para ser campeón.

"Durante una Copa puedes ganar o perder, pero creo que con la preparación que estamos llevando a cabo hasta ahora, la probabilidad de éxito es mucho mayor", explicó.