Público
Público

Kaká vuelve a decepcionar en el Mundial con un pobre rendimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El brasileño Kaká volvió a sufrir una nueva decepción en su carrera, después de que su selección fuese eliminada por segundo año consecutivo en cuartos de final del Mundial y no lograse alcanzar su mejor nivel de juego en el torneo más importante del fútbol mundial.

Hace cuatro años, el mediapunta estaba rodeado de grandes jugadores en un equipo brasileño que desbordaba confianza, pero que fue incapaz de cumplir con las expectativas y cayó eliminada por Francia en cuartos de final.

En esta ocasión Kaká cumplía un papel mucho más importante en su equipo pero, todavía luchando por recuperarse físicamente, el jugador fue incapaz de protagonizar esa necesitada inspiración en el centro del campo, mostrando sólo destellos de su buen juego.

La suerte tampoco estuvo de su lado.

Kaká fue expulsado injustamente en el segundo partido de Brasil contra Costa de Marfil y su disparo en el encuentro de cuartos de final ante Holanda fue detenido de manera brillante por Maarten Stekelenburg.

Si su remate hubiese entrado, Brasil se hubiese colocado con un 2-0 antes del descanso que probablemente hubiese resultado decisivo. Por el contrario, los holandeses salieron a buscar el empate en el segundo tiempo y dieron vuelta el marcador consiguiendo el 2-1 final.

Kaká llegó al Mundial tras una temporada plagada de lesiones en el Real Madrid.

Los brasileños esperaban que se recuperara a tiempo y alcanzara el nivel que lo llevó a ser elegido como mejor jugador del mundo en 2007.

Pero, al igual que el resto de su equipo, Kaká sólo mostró pequeños chispazos de su verdadero potencial, pese a ir mejorando lentamente a medida que avanzaba el torneo.

"Hubo momentos en los que pensé que no llegaría al Mundial, peor mis compañeros me dieron el apoyo y la ayuda para seguir luchando. Sólo yo sé cuánto he luchado por estar aquí", señaló Kaká a la prensa.

"Quería más, quería llegar a la final, quería pelear por nuestro sexto título mundial. Nos perdimos en los detalles, en dos jugadas puntuales, y esto causa una sensación de pena y frustración", agregó.

Curiosamente, el Mundial de mayor éxito para Kaká fue el de 2002, cuando Brasil ganó el título. Sin embargo, el centrocampista sólo jugó 20 minutos en un partido de la fase de grupos contra Costa Rica.

El jugador de 28 años dijo que era demasiado temprano para pensar jugar en 2014, cuando Brasil organizará el importante evento.

"No sé lo que va a pasar de ahora en adelante. Es un momento muy difícil para mí, en mi carrera", dijo Kaká.

"Aún queda mucho camino por delante y esta derrota es muy reciente. En este momento debo reflexionar", agregó.