Público
Público

Kaká ya se siente libre

El centrocampista que más remata de toda la Liga, feliz por marcar un gol después de tres meses de sequía. El brasileño se declara recuperado de su lesión de pubis y da por superada su prisa por agradar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el caso de Kaká, los hechos no han sabido colmar las expectativas. Llegó al Madrid como gran estrella, sólo un peldaño por debajo de Cristiano, y con la extendida creencia de que el brasileño es uno de los mejores del mundo. Sus referencias previas, tanto deportivas como personales, hacían pensar al club en una adaptación rápida al ritmo español y un impacto grande en la Liga española. Nada de eso pasado pasado. Las cifras de Kaká son discretas y su brillo ha sido escaso.

No ha sido un problema de falta de oportunidades. Ha disputado 1.355 minutos, a pesar de que una pubalgia le mantuvo fuera de los terrenos de juego 42 días. El brasileño ha aprovechado el tiempo del que ha dispuesto para intentarlo, pero todo ha sido en vano. Es el noveno jugador del campeonato que más remata, el primero de los que no juegan de delantero. Sólo Cristiano remata más que él en el Madrid. Kaká ha intentado 55 tiros y sólo 19 fueron a puerta. Cuatro goles, uno de penalti. O su efectividad realizadora es del 7% (Higuaín llega al 34%). 170 jugadores están más atinados que él.

Sólo en el último pase, el brasileño puede presumir de estadísticas entre los madridistas. Sus cuatro asistencias de gol en la Liga lo convierten en el mejor del equipo, en el décimo del campeonato.

El pasado sábado, Kaká rompió una racha de sequía goleadora que duraba ya tres meses (desde el 7 de noviembre en el Calderón). Entre medias, una lesión de pubalgia que le tuvo fuera 42 días y, según la interpretación del club, un exceso de ansiedad que le impidió rendir como debía. 'Pero no por la presión que representa jugar en el Madrid', aclaró ayer el jugador, 'que es algo a lo que estás acostumbrado. Lo que me molestaba era que mi condición física no mejoraba y no podía hacer las cosas que quería. Los médicos me pidieron mucha paciencia y tenían razón. Mi condición mejora cada día'.

Kaká negó que su pubalgia se haya convertido en una lesión crónica. La dio totalmente por superada, aunque compareció ante los medios dos horas y media después de concluir el entrenamiento, precisamente por someterse al tratamiento de recuperación del pubis . 'Pero es normal', afirmó. 'Hago la recuperación como todos los jugadores que vienen de una lesión'.

La mejoría de Kaká ante el Espanyol ha llegado asociada a la del equipo, crecido con un centro del campo mucho más creativo. 'El Real Madrid ha hecho dos buenos partidos con este sistema', relativizó Kaká, 'pero también con otros. Lo importante no son los jugadores, sino que el equipo tenga una identidad de juego y se está logrando poco a poco'.

Kaká apunta la regularidad como el nuevo argumento para confiar en el Madrid: 'Antes era un equipo que podía ganar por cinco o no hacer un buen partido. Ahora la posibilidad de que el Madrid haga un buen partido es siempre muy alta'. El brasileño achaca este salto de calidad a 'mejoras tácticas y técnicas', entre ellas 'el juego de bandas' .

El brasileño no cree que las variaciones tácticas del equipo le afecten a él. 'Jugaré como siempre, por detrás de los delanteros y con obligaciones defensivas. La diferencia es que ya estoy físicamente bien y me siento más tranquilo y más libre'.