Público
Público

Kanouté suspendido un partido por "producirse" de manera violenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delantero malí Frederic Kanouté (Sevilla), expulsado el pasado sábado en el partido liguero empatado por su equipo en terreno del Barcelona (0-0), ha sido suspendido con un encuentro por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Kanouté, según se reflejó en el acta arbitral, fue expulsado a los 89 minutos de juego por "agarrar del cuello y posteriormente empujar a un jugador adversario (Cesc Fábregas), antes de la ejecución de un tiro de penal".

El Sevilla presentó posteriores alegaciones ante el Comité de Competición, con pruebas videográficas, en defensa de su futbolista, incidiendo entre otras cuestiones en un presunto "error manifiesto en el acta arbitral".

"Es cierto, revisando las imágenes de la jugada, que el número 4 (Cesc Fábregas) del Barcelona dirige unas palabras al jugador del Sevilla, pero no lo es menos que éste, tal y como describe el árbitro en el acta, 'agarra' del o por el cuello (es indiferente el matiz semántico porque lo sustancial es el hecho de agarrarle) y con posterioridad le empuja", se recoge en los fundamentos jurídicos de la sentencia del Comité de Competición.

El Comité, por ello, añade que "ponderando el conjunto de circunstancias concurrentes en la jugada", se "entiende proporcionada la sanción por un partido, por la infracción contenida en el artículo 123 del Código Disciplinario de la RFEF, es decir, por juego violento".

El mencionado artículo 123 ("Violencia en el juego") recoge que "producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes".

Además del partido de suspensión, por producirse de manera violenta con otro futbolista, la sanción a Kanouté conlleva una multa accesoria de 90 euros a su club y de 600 euros al jugador.