Público
Público

'Kantauri' se niega a declarar en el juicio por ordenar el asesinato de Jiménez Becerril y su esposa

La fiscalía pide 60 años de cárcel para el etarra y un millón de euros de indemnización para los hijos de la pareja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Javier Arizcure, conocido como Kantauri, se ha negado a declarar en la Audiencia Nacional por el juicio por ordenar como jefe militar de ETA  el asesinato del segundo teniente de alcalde y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Alberto Jiménez Becerril, y a su esposa, Ascensión García Ortiz en 1998.

Al comienzo de la vista sólo ha dicho que es militante de ETA y que no quería participar en el juicio ni responder a pregunta alguna. 

El fiscal, Daniel Campos, ha pedido en su contra 60 años de prisión por la comisión de dos asesinatos terroristas y un millón de euros de indemnización para los tres hijos de la pareja, que quedaron huérfanos. Daniel Campos ha relatado que Kantauri facilitó en Francia a los autores materiales las instrucciones, las armas y el dinero para cometer el atentado. El fiscal considera impensable lo declarado por los miembros del comando, de que actuaron 'a su aire', dada la estructura jerarquizada de ETA.

Considera que Kantauri ejercía desde 1994 la dirección de los comandos de la banda terrorista. Entre ellos, el Andalucía, que integraban Mikel Azurmendi, José Luis Barrios y Maite Pedrosa: los autores materiales de los disparos que acabaron con la vida del matrimonio. En la madrugada del 30 de enero de 1998, Azurmendi y Barrios localizaron a Jiménez Becerril y Ascensión García a la salida de un bar y les siguieron por las calles de Sevilla para atentar contra ellos.

Los tres etarras condenados a 60 años de cárcel, cada uno por estos hechos, José Luis Barrios Martín, Miguel Azurmendi Peñagaricano y María Teresa Pedrosa Barrenechea, han testificado que no recuerdan si la orden de esta acción se las dio Kantauri, ni si se reunieron con él en Francia para que les diera dinero y armas para llevarla a cabo.

Estos tres etarras, en cumplimiento de las órdenes de Kantauri, planearon desde septiembre de 1997 atentados contra varios concejales andaluces, según las conclusiones provisionales del Ministerio Público.

La abogada de Kantauri ha pedido la absolución, al considerar que no ha quedado acreditada su participación en los hechos y ha considerado que las acusaciones solo de basan en declaraciones de coimputados no ratificadas en el juicio y fruto de torturas denunciadas en su día. 

Por su parte, la eurodiputada del PP Teresa Jiménez-Becerril, hermana del fallecido, ha deseado que Kantauri sea condenado por el crimen y 'cumpla íntegramente su condena, sin más beneficio que el de seguir vivo'.

En un comunicado, la parlamentaria europea asegura que 'Hoy juzgan al que mandó matar a mi hermano. Me gustaría decir que espero que sea condenado y que salga de la cárcel dentro de muchísimos años, viejo y como un miserable, completamente solo y no sonriente y acogido como un héroe' afirma Teresa Jiménez- Becerril.

Por otra parte, la Sección Primera de la Sala de lo Penal juzgará el próximo miércoles al etarra Ekaitz Aguirre Goñi, que se enfrenta a dos años de cárcel y una multa de 1.080 euros por participar, presuntamente, en la quema de un autobús en la Parte Vieja de San Sebastián en el año 2001.

Por estos hechos, que tuvieron lugar en la plaza Sarriegui de la capital donostiarra y causaron desperfectos en la Compañía del Tranvía por valor de 466,75 euros, la Fiscalía le imputa un delito de daños y otro de coacciones, ambos de carácter terrorista.