Público
Público

Karadzic boicotea su juicio, pero el tribunal seguirá adelante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex dirigente político serbobosnio Radovan Karadzic boicoteó el lunes el inicio de su propio juicio por algunos de las peores atrocidades cometidas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, pero los jueces dijeron que seguirán sin él si mantiene su postura.

Karadzic ha negado los 11 cargos derivados de la guerra de Bosnia que tuvo lugar entre 1992 y 1995, entre los que se encuentran el del asedio de Sarajevo durante 43 meses y dos cargos por genocidio por la muerte de 8.000 musulmanes en Srebrenica.

El lunes, el juez O-Gon Kwon aplazó el juicio tras 15 minutos y dijo que lo reanudará el martes a las 14:15 hora local (13:15 GMT) con la exposición inicial del fiscal, lo que supone prepararse para juzgar en ausencia al acusado, que se está representando a sí mismo.

Varios manifestantes en el exterior del edificio del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia reaccionaron con ira ante el boicot de Karadzic, y algunos se quejaron de que el antiguo psiquiatra intente establecer sus propios términos al tribunal.

"Esto es una farsa", dijo Jasna Causevic, del grupo Sociedad por los Pueblos Amenazados, junto a integrantes de alrededor de 20 grupos de víctimas reunidos en torno a una pancarta con los nombres de más de 8.000 muertos en Srebrenica y las palabras "La vergüenza de Europa".

"Karadzic debería ser llevado ante el tribunal en pijama", dijo Salihovic Nedziba, una bosniomusulmana de 56 años de Srebrenica. "Necesito que me digan quién mató a mi marido y a mi hijo".

La silla donde Karadzic, de 64 años, se sentó en las sesiones anteriores al juicio permaneció vacía. Es el mismo lugar que ocupó el ex presidente serbio y yugoslavo Slobodan Milosevic, juzgado por crímenes de guerra durante cuatro años hasta que se murió en 2006, antes de saber su sentencia.

La lucha legal recordó el proceso a Milosevic, que obstruyó los procedimientos para ganar tiempo y concesiones del tribunal. Los jueces están deseosos de que avance el caso contra su acusado de más alto nivel, que fue arrestado hace 15 meses. A principios de mes, Karadzic pidió 10 meses más para prepararse, lo que le negó el tribunal.

"Hay circunstancias en las que los juicios pueden proceder en ausencia del acusado que ha renunciado voluntariamente a su derecho a estar presente", dijo el magistrado surcoreano, que añadió que impondría un equipo legal a Karadzic.

En respuesta a los jueces, el ex dirigente político serbobosnio afirmó que solo acudirá cuando esté preparado. "Nunca boicotearía y nunca boicotearé mi juicio, pero si no estoy preparado, no sería un juicio en absoluto", dijo en unos documentos publicados el lunes.

Se espera que el complejo proceso dure años y que acudan cientos de testigos. La acusación ocupa más de un millón de páginas.

Karadzic ha afirmado que tiene inmunidad, ya que llegó a un acuerdo secreto con el antiguo enviado estadounidense Richard Holbrooke, según el cual no sería juzgado si se retiraba de la vida pública. Holbrooke ha negado estos términos y el tribunal ha rechazado la petición de inmunidad.

El antiguo presidente de la autoproclamada serbobosnia Republica Srpska, que era un psiquiatra especializado en depresiones y neurosis, huyó en 1996, dos años después del final de la guerra y tras ser acusado por el Tribunal de La Haya. Fue descubierto y detenido en Belgrado en julio de 2008.

Aún sigue fugado el responsable militar serbobosnio, el ex general Ratko Mladic.