Público
Público

Karzai amplía el plazo de disolución de las compañías de seguridad privadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha ordenado preparar una lista de las compañías privadas de seguridad que protegen proyectos de desarrollo en el país, con el fin de obtener más tiempo antes de disolverlas.

En un comunicado, el Palacio presidencial aseguró que una comisión liderada por el ministerio de Interior y con presencia de las tropas internacionales ha recibido el encargo de preparar el listado y enviárselo a Karzai antes de veinte días.

Las compañías presentes en el nuevo listado serán disueltas en un plazo de 90 días tras la emisión del documento, en función de su importancia y de la posibilidad por parte del Gobierno de sustituir su labor en los proyectos de desarrollo y reconstrucción.

La nueva medida, sin embargo, no incluye a las compañías que escoltan a los convoyes de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), que serán disueltas el 17 de diciembre, según el decreto emitido por presidencia el pasado 16 de agosto.

Karzai dio en agosto un plazo de cuatro meses para la disolución de las compañías privadas de seguridad presentes en el país, una medida acompañada de un plan para incorporar a la Policía o el Ejército afganos al personal ocupado en ese sector.

En Afganistán hay actualmente 52 compañías de seguridad privada, la mayoría extranjeras, aunque solo una veintena de ellas están registradas con la ISAF, que opera en el país bajo el paraguas de la Alianza Atlántica.

Las compañías, frecuente objetivo de los insurgentes talibanes, escoltan a convoyes internacionales por el país, y la prensa extranjera se ha hecho eco de casos en los que pagaban sobornos a los insurgentes para que no los atacaran.

Karzai se ha prodigado además en sus críticas a esas compañías, y llegó a calificar a sus trabajadores como "ladrones de día y terroristas de noche" que actuaban contra el interés de Afganistán y obtenían salarios "ilegales".

Pese a las críticas que ha suscitado el proyecto de disolución de las compañías, la misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) salió hoy en defensa de la medida y dijo "reafirmarse en su apoyo" al Gobierno afgano.

"Nos comprometemos a desarrollar este decreto con un calendario fijado y aceptar que la comunidad internacional debe responder rápido a la preocupación del presidente Karzai sobre la conducta de estas compañías", afirmó el jefe de la misión, Staffan de Mistura.