Público
Público

Karzai condena ofensiva militar de EEUU por causar la "muerte de 16 civiles"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente afgano, Hamid Karzai, condenó hoy una reciente operación militar de las tropas estadounidenses que incluyó bombardeos aéreos cerca de Kabul, por haber causado "la muerte de 16 civiles".

En un comunicado de su oficina, Karzai aseguró que durante la ofensiva del pasado día 23, en la que la coalición liderada por Estados Unidos en Afganistán sostuvo haber acabado con la vida de 15 "insurgentes armados", murieron en realidad 16 civiles, entre ellos dos mujeres y tres niños.

"Bombardear aldeas afganas, aparte de matar a civiles, no aporta ningún progreso en la lucha contra el terrorismo", dijo el presidente.

Karzai llamó una vez más a que se ponga fin a la muerte de civiles en operaciones militares y señaló "los ataques descoordinados como uno de los factores que debilitan al Gobierno afgano y fortalecen a los terroristas".

La cadena local "Tolo TV" retransmitió además imágenes de cientos de lugareños que se manifestaban en el distrito de Mehtar Lam, donde se registró la ofensiva, cantando eslóganes contra Estados Unidos y Karzai.

El mando militar estadounidense difundió ayer un comunicado en el que anunciaba haber dado muerte a 15 supuestos talibanes -entre ellos una mujer- y haber detenido a un líder integrista "durante una operación para desmantelar la red terrorista de los talibanes" en la provincia oriental de Laghman.

La coalición relacionó además a este comandante talibán arrestado en Mehtar Lam, 60 kilómetros al noreste de la capital afgana, con la muerte de diez soldados franceses de la OTAN en una emboscada talibán en la provincia de Kabul el verano pasado.

Según la versión del mando estadounidense, durante la redada se llevaron a cabo también bombardeos aéreos para dar apoyo a las fuerzas terrestres, en los que murieron al menos cuatro supuestos talibanes.

Karzai ha criticado desde hace meses enérgicamente los bombardeos de las fuerzas extranjeras que han causado muertes de civiles, como el que en agosto de 2008 acabó con la vida de 90 personas en Herat.

La coalición ya ha anunciado además que investigará la denuncia de la muerte de 25 civiles en un ataque aéreo de sus tropas el pasado día 19 de enero en la provincia oriental de Kapisa, donde EEUU aseguró que murieron 19 insurgentes.

Karzai teme que ataques como éste minen su credibilidad ante el pueblo afgano, que este año debe ir a las urnas para escoger un nuevo presidente.

La coalición liderada por Estados Unidos en Afganistán, integrada de forma casi exclusiva por soldados estadounidenses, cuenta con 16.000 soldados, aunque el presidente de EEUU, Barack Obama, tiene previsto doblar esta cantidad a corto plazo.

Estos militares participan en la operación antiterrorista "Libertad Duradera" y actúan al margen de la misión militar de la OTAN, con casi 50.000 soldados, un tercio de ellos estadounidenses.

A menudo en Afganistán un número limitado de militares llevan a cabo operaciones contra los talibanes o se ven emboscados, por lo que se ven obligados a pedir apoyo aéreo.

Los expertos militares confían en que el aumento de tropas sirva para que estas situaciones no se reproduzcan con tanta asiduidad.

Obama ha designado a Richard Holbrooke como enviado especial de EEUU a Afganistán y Pakistán, dos países que considera un frente prioritario en la lucha contra el terrorismo internacional.