Público
Público

Karzai defiende en Loya Yirga un pacto con EEUU pero subraya sus condiciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente afgano, Hamid Karzai, defendió hoy ante 2.000 líderes tribales y políticos reunidos en la Loya Yirga o asamblea tradicional un pacto estratégico y a largo plazo con Estados Unidos, pero subrayó que incluye condiciones.

"Estados Unidos quiere tener bases estratégicas en nuestro país, pero tenemos condiciones: deben terminarse sus operaciones contra civiles y tampoco deben arrestar a afganos y encarcelarlos en sus presidios", afirmó Karzai en la inauguración de la reunión.

El presidente afgano repasó las mejoras que ha vivido el país en la última década, pero afirmó que el futuro de las relaciones con la comunidad internacional, y en especial con Washington, deben plantearse de igual a igual.

"Queremos nuestra soberanía desde hoy mismo", dijo con vehemencia Karzai, y añadió que no quiere ninguna "estructura paralela que socave la labor del Gobierno".

"Queremos tener estabilidad y una relación independiente con Estados Unidos. EEUU es un país rico, pero nosotros somos leones, y los leones no quieren que los demás animales vayan a su guarida", afirmó el mandatario entre el entusiasmo de muchos asistentes.

La primera de las cuatro jornadas de la Loya Yirga tuvo lugar sin mayores incidentes en una gigantesca tienda traída especialmente desde Alemania -se usó en la tradicional Oktoberfest, según diversos medios- y montada en las inmediaciones de la Universidad de Kabul.

El jefe del Ejecutivo afgano aprovechó la tribuna del encuentro para lanzar algún mensaje conciliador con respecto a sus vecinos, en espacial a Pakistán, con el que dijo que su país "tiene la mejor de las relaciones".

"Pakistán es la única vía para alcanzar la paz en Afganistán" afirmó Karzai, que añadió que "el pacto estratégico con EEUU no va a ser utilizado contra los países vecinos de ninguna manera".

Además de las relaciones con el aliado estadounidense, el otro gran punto de debate de la gran asamblea afgana será el proceso de paz, que quedó muy dañado tras el asesinato a manos de un supuesto talibán del mediador de Karzai, el expresidente Burhanudín Rabbani.

En este punto, el presidente del país centroasiático fue menos incisivo y pidió sugerencias a los congregados para reavivar el proceso de negociación con los insurgentes.

"A la luz de la consulta con vosotros, tomaremos los pasos necesarios para tratar las conversaciones de paz con los talibanes", afirmó Karzai.

Los pupilos del mulá Omar han expresado su rechazo frontal a esta Loya Jirga y han lanzado en los últimos días amenazas contra la seguridad de los participantes, por lo que la capital afgana está parcialmente tomada por las fuerzas de seguridad.

El pasado lunes, los insurgentes dijeron disponer de los planos oficiales de seguridad de la asamblea, y ese día uno de ellos fue muerto cuando intentaba llegar a la Universidad cargado de explosivos.

En Afganistán ha comenzado ya el repliegue de las tropas internacionales, que debe concluir en el año 2014, y estas están siendo sustituidas progresivamente por las fuerzas afganas en la tarea de mantener la seguridad en todo el país.

El presidente afgano afirmó hoy que la segunda fase de traspaso de la responsabilidades a la policía y el ejército afganos "comenzará en los próximos días".