Público
Público

Karzai formará gobierno en tres semanas sin su rival

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tecnócratas y algunos ministros actuales formarán parte del Gobierno que el reelegido presidente afgano, Hamid Karzai, formará en las próximas tres semanas, informó el miércoles un portavoz, pero su principal rival descartó participar en la nueva gestión.

Karzai, reelegido después de que una innecesaria segunda vuelta electoral fuera anulada el lunes tras la renuncia de su único rival, ha recibido advertencias severas de parte del presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el primer ministro británico, Gordon Brown, y otros líderes occidentales, que le han reclamado que trabaje más firmemente para eliminar la corrupción que salpicó su anterior mandato.

La votación, programado después de que un fraude generalizado desatara dudas sobre la primera vuelta celebrada en agosto, fue cancelada después de que el ex ministro de Exteriores Abdulá Abdulá se retirara por serias preocupaciones sobre los comicios.

La decisión se produjo después de semanas de incertidumbre política, mientras Obama evalúa el envío de 40.000 soldados adicionales para luchar contra la fortalecida insurgencia talibán en el país, que había amenazado con desbaratar los comicios y calificaron el regreso de Karzai como una farsa.

Karzai se comprometió a formar un gobierno inclusivo, pero Abdulá descartó formar parte de él, a pesar de la presión para lograr un acuerdo de poder compartido.

"No tengo interés en el futuro gabinete del Gobierno de Karzai y continuaré con mi agenda, que es el cambio", explicó Abdulá en una conferencia de prensa en su casa en Kabul.

El ex ministro de Exteriores calificó la decisión de la Comisión Electoral Independiente (CEI), designada por el Gobierno, como ilegal y dijo que Karzai no será capaz de cumplir con sus promesas de reforma.

"Un gobierno que proviene de una decisión tan ilegal no será capaz de cumplir", dijo Abdulá en sus primeras declaraciones públicas desde la decisión de la CEI, instando también a sus seguidores a mantener una oposición pacífica.

Un policía afgano mató a balazos el martes a cinco soldados en un puesto de control en el sur de Afganistán, dijo el Ministerio de Defensa, subrayando las preocupaciones sobre la seguridad y alimentando el debate en Reino Unido sobre su presencia en el país.

El irregular proceso electoral dejó a Washington y a otros países con un socio cuya legitimidad ha sido cuestionada, mientras el mismo Karzai afronta una vigorizada oposición de Abdulá.