Público
Público

Karzai inicia su segundo mandato bajo sospecha

La limpieza de su nuevo Ejecutivo será observada con lupa después de los escándalos de corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente afgano, Hamid Karzai, juró el jueves su cargo para un segundo mandato mientras lucha por reconstruir una reputación empañada por los escándalos de corrupción y para convencer a Occidente que aún es un socio creíble después de ocho años de guerra. Su juramento se realiza en medio de una creciente insurgencia de los talibanes, dudas sobre la legitimidad del mandatario tras unas elecciones empañadas por el fraude y quejas de que su Gobierno está plagado de irregularidades.

'Juro obedecer y salvaguardar las disposiciones de la sagrada religión del Islam, cumplir la Constitución y las otras leyes de Afganistán y supervisar su implementación', dijo Karzai en la ceremonia en su palacio presidencial en Kabul.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, en su primera visita a Afganistán desde que asumió el cargo, y sus homólogos de Reino Unido, Francia y Turquía están entre los 300 dignatarios extranjeros que asisten a la ceremonia. 'Hay ahora una clara ventana de oportunidad para el presidente Karzai y su Gobierno para hacer un nuevo pacto con el pueblo de Afganistán, de demostrar claramente que tendrán resultados responsables y tangibles que mejorarán las vidas de la gente', dijo Clinton el miércoles en la capital afgana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pronto anunciará si envía 40.000 soldados adicionales para combatir en una guerra cada vez más impopular. El mandatario dijo el miércoles que quiere poner fin al conflicto antes de que abandone la Casa Blanca.  El general Stanley McChrystal, comandante de las fuerzas de la OTAN y Estados Unidos en Afganistán, persigue el envío de decenas de miles de efectivos adicionales, advirtiendo que de no ocurrir, probablemente se perderá la guerra.

'Mi preferencia sería no dejar nada al próximo presidente. Una de las cosas que me gustaría es que el próximo presidente sea capaz de llegar y decir: tengo una hoja limpia', indicó en una entrevista con la cadena CNN.

Una investigación apoyada por Naciones Unidas concluyó que cerca de un tercio de los votos de Karzai en los comicios del 20 de agosto eran falsos. Aunque se esperaba que Karzai fuera el vencedor, el nivel del fraude a su favor dañó seriamente su credibilidad local y entre las naciones que tienen tropas luchando para apoyar a su Gobierno.