Público
Público

Karzai reitera la oferta de reconciliación mientras prosigue la ofensiva en Helmand

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, reiteró hoy su oferta de reconciliación a los talibanes cuando se cumple una semana de la gran ofensiva que su Ejército y la fuerza ISAF de la OTAN lanzaron en la provincia meridional de Helmand.

En una sesión conjunta de las dos cámaras del Parlamento, que ponía fin hoy al receso invernal, el presidente destacó que los actuales esfuerzos de paz cuentan con el apoyo tanto de los países vecinos como de EEUU y el mundo entero, según la agencia afgana AIP.

Subrayó también el papel "vital" en este proceso de Arabia Saudí, que en el pasado ha facilitado contactos secretos entre representantes del Gobierno de Karzai y los talibanes, aunque éstos han negado cualquier intención de diálogo.

El portavoz talibán, Qari Muhammad Yousaf Ahmadi, insistió hoy en que los insurgentes "no depondrán las armas ni conversarán con la Administración de Karzai mientras quede un solo soldado extranjero en Afganistán".

Karzai reiteró su voluntad de aumentar a 200.000 los miembros del Ejército y de la Policía afganos y de que sean éstos los que tengan el control de la seguridad del país en los próximos cinco años, peso que ahora recae en las fuerzas internacionales.

El presidente pronunció su discurso cuando se cumple una semana de la mayor ofensiva antitalibán por número de tropas, 15.000, de ellas 2.000 soldados afganos.

La operación "Moshtarak" ("Juntos", en dari) se desarrolla en el distrito de Nad Alí, en el centro de Helmand, y preludia la gran campaña militar de primavera que el contingente reforzado de la ISAF pretende lanzar este año contra los talibanes, cuya presencia alcanza ya al 80 por ciento de las provincias afganas.

Las fuerzas a la ofensiva han encontrado particular resistencia en la localidad de Marjah.

"La lucha sigue siendo difícil en el noreste y oeste de Marjah, pero la actividad insurgente no se limita a esas áreas", dijo hoy la ISAF, que en distintos comunicados informó de la muerte de dos de sus miembros ayer, uno de ellos implicado en la operación "Moshtarak", lo que eleva sus bajas a doce.

"Moshtarak" pretende servir de ejemplo del compromiso del Gobierno de Karzai de permanecer en los distritos de los que sea expulsada la insurgencia talibán.

"Una demostración visible del compromiso (gubernamental) a largo plazo es el despliegue de policías afganos (ayer) en Nad Alí y partes de Marjah", destacó la ISAF, que anunció la celebración próxima de varias "shuras" o asambleas con los notables de la zona para conocer y atender las preocupaciones reales de la población.

"Las preocupaciones expresadas hasta ahora por los locales incluyen la disponibilidad de suministros de alimentos, la libertad de movimientos y su capacidad para plantar cosechas y cuidar del ganado", observó la fuerza de la OTAN.

Junto a los combates en el distrito de Nad Alí, la ISAF informó hoy de enfrentamientos en otras zonas de Helmand, con "varios" presuntos insurgentes muertos ayer en el distrito de Kajaki.

También admitió la muerte de un civil en Nad Alí, por disparos de una patrulla internacional que temió, erróneamente, que portaba un explosivo.

Con esta muerte, son ya 16 las víctimas civiles durante la operación "Moshtarak", junto a una cuarentena de presuntos insurgentes, 12 soldados de la ISAF y uno afgano, según los cómputos oficiales proporcionados hasta ahora.

Las víctimas civiles de los combates es una de las grandes angustias de Karzai, que hoy volvió a plantearla ante las cámaras del Parlamento, al tiempo que agradeció al comandante de la ISAF, el general estadounidense Stanley McCrystal -presente en la sesión- los esfuerzos por minimizarlas.

El portavoz talibán, citado por AIP, acusó a las fuerzas extranjeras de bombardear objetivos civiles, causar bajas entre la población y "traer la miseria al pueblo de Marjah" y calificó a Karzai de "esclavo" carente de poder.

"La guerra en Afganistán es entre afganos y extranjeros (...) Aunque sólo quede vivo un talibán, continuará la resistencia", aseguró.