Publicado: 17.08.2014 09:50 |Actualizado: 17.08.2014 09:50

Kenia cierra sus fronteras a los viajeros de países afectados por el ébola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Kenia cerrará "temporalmente", a partir del próximo martes, la entrada al país a viajeros de Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia, en un intento de contener el virus del Ébola, que ya ha matado a más de un millar de personas en África Occidental, informó el Ministerio de Salud.

"La suspensión excluirá a los profesionales de la salud que apoyan los esfuerzos para contener el brote y los ciudadanos kenianos que vuelvan a casa desde esos tres países", explicó el ministro de sanidad keniano, James Macharia, en un comunicado difundido anoche.

Sin embargo, precisó, "estos pasajeros se someterán a un control exhaustivo y serán puestos en cuarentena si es necesario".

La medida, que se hará efectiva la medianoche del próximo martes, se aplicará en todos los puertos de entrada a Kenia y afectará a los pasajeros que viajen desde y por medio de estos tres países africanos.

No obstante, los viajeros procedentes de Nigeria, país que ya cuenta con cuatro muertes por ébola, quedan excluidos de esta medida.

Tras la decisión del Ministerio de Salud, la mayor aerolínea keniana, Kenya Airways, también anunció que a partir del próximo martes suspenderá sus vuelos a Sierra Leona y Liberia.

"Kenya Airways quiere confirmar que cumpliremos con el consejo de suspender nuestras operaciones de vuelos comerciales a Liberia y Sierra Leona temporalmente", anunció la aerolínea en un comunicado.

No obstante, precisó Kenya Airways, los vuelos regulares a Nigeria y Ghana se mantendrán, aunque no descartó anularlos "si la situación lo exigiese".

Las autoridades kenianas aseguraron haber tomado esta decisión después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara el brote de ébola como una "emergencia pública sanitaria" de alcance internacional y advirtiera de la posibilidad de una propagación internacional del virus.

Según el último recuento de la OMS, desde que el brote surgió el pasado marzo en Guinea Conakry, un total de 2.127 personas han sido infectadas por el virus en África Occidental, de las cuales 1.145 han muerto.

La enfermedad -que se transite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90%.

Esta es la primera vez que se identifica y se confirma una epidemia de ébola en África Occidental, pues hasta ahora siempre se habían producido en África Central.