Público
Público

Kenny: "El rescate financiero es malo para Irlanda y malo para la UE"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del conservador Fine Gael, Enda Kenny, ganador de las elecciones generales irlandesas, aseguró hoy que la Unión Europea (UE) tiene que "escuchar" al electorado y reconocer que los términos del rescate financiero a este país son "malos para Irlanda y para Europa".

En declaraciones a la Radiotelevisión irlandesa (RTE), el próximo primer ministro adelantó que iniciará contactos con sus socios comunitarios las próxima semana para tratar de renegociar partes del acuerdo firmado el pasado diciembre con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En su opinión, el futuro Gobierno tendrá "cierto margen de maniobra" para modificar los tipos de intereses que tiene que pagar Irlanda para devolver el préstamo ofrecido en el rescate, valorado en 85.000 millones de euros.

"Europa tiene que escuchar el mensaje de nuestro electorado y reconocer que queremos respetar el acuerdo, pero que tenemos problemas que hay que solucionar", dijo Kenny, quien dejó claro que no estaba refiriéndose a la posibilidad de que su Gobierno se declare en "suspensión de pagos".

"Lo que buscaré -precisó- es el apoyo de nuestros socios. El acuerdo es malo para Irlanda y para Europa, pero no está escrito en piedra, las conversaciones tendrán como objetivo mejorarlo".

Cuando se llevan adjudicados 56 de los 166 escaños en juego, el FG obtiene 25 diputados, seguido del Partido Laborista (15), el Sinn Féin (5), el gobernante Fianna Fáil (4) y de candidatos independientes y partidos menores (6).

Kenny indicó que todavía no ha decido si formará un Ejecutivo de coalición con los laboristas o si, por el contrario, optará por gobernar con un grupo reducido de independientes, ya que, dijo, aún hay que esperar a los resultados definitivos.

Celebró, no obstante, que su partido se haya convertido en la fuerza más numerosa del Parlamento irlandés (Dáil) desde la fundación en 1932 del partido.

"Esto ha sido una revolución democrática en las urnas. La gente quiere un Gobierno sólido y en el que pueda confiar, quiero restaurar nuestra credibilidad tanto en casa como en el extranjero. El mensaje a nivel internacional es que Irlanda está abierta para hacer negocios", añadió Kenny.