Público
Público

Kiko Veneno vuelve a "bajarse al moro" veinte años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Veinte años después de "bajarse al moro" en la película de Fernando Colomo, el cantante español Kiko Veneno actuó en el "pueblo legendario" de Chefchauen, en plena cordillera del Rif, donde recuperó algunos de sus clásicos.

"(Chefchauen) es un sitio muy especial, de las primeras visitas que hice a Marruecos. Es un pueblo legendario, como se refleja en la película 'Bajarse al moro', en la que se ve la relación de los hippies de todo España, pero sobre todo de Andalucía, con Chauen", señaló Veneno a Efe poco antes de su actuación.

Pero, además, el artista, que participó en la banda sonora del filme con el mítico grupo "Pata Negra", mantiene un particular hilo sentimental con Marruecos.

"Mis padres vivieron aquí cuando mi padre era militar. Estuvo destinado como capitán de los Regulares en los años cincuenta", explicó Veneno, quien asegura no entender la barrera que alguna gente en España todavía tiene hacia este país.

En el tiempo que ha pasado desde las primeras visitas del cantante, ha podido apreciar el gran cambio que ha experimentado el pueblo, y, en suma, la sociedad marroquí.

"Esto se ha hecho grande, ha crecido mucho, pero espero que nunca pierda el aire ni la tranquilidad ni la armonía que se respira", deseó.

En el concierto, el cantante adelantó dos temas de su nuevo álbum "que estará listo antes de final de año", pero basó su actuación en las canciones que han hecho de él uno de los maestros del flamenco fusión y figura indiscutible en el pop español.

Ante una audiencia predominantemente marroquí, aunque también había muchos turistas españoles, se lanzó con un estribillo "dylaniano" en "Memphis Blues", sacó la sensualidad de "Echo de menos" y cerró con la popular "Volando Voy".

De sus nuevos temas, Veneno adelantó que busca un formato radicalmente nuevo para su próximo álbum, mucho más acústico y, en cierta forma, primario.

"Estoy maquinando nuevas ideas, sobre todo en la forma de grabarlo. Queremos que recoja las canciones frescas, todavía en la cocina, con la magia de estar recién hechas, y tocándola con esa alegría y con sus pequeñas imperfecciones", dijo Veneno.

Para ello, su plan es "grabar el álbum todos juntos, algo que nunca he hecho, excepto en el disco de 'Veneno'. Lo quiero hacer incluso sin auriculares, sentados los cuatro músicos principales en una casa", añadió.

Y, finalmente, Veneno tuvo un recuerdo para su Real Betis del alma, que esta temporada se tendrá que enfrentar a la Segunda División.

"Lo mejor sería que se fuera Lopera, que las acciones estuvieran más repartidas y que la gente normal pudiéramos hacer grupos de accionistas y tener un poco más de poder, porque el Betis es un club muy especial. Pero nosotros seguiremos apoyándolo allí, en Segunda, manque pierda", dijo. "Ya vendrán tiempos mejores".