Público
Público

Kim Jong-il transmite a Lee su deseo de una mayor cooperación

El líder norcoreano expresó en un mensaje al presidente de Corea del Sur,  su deseo de mejorar las relaciones entre ambos países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder norcoreano, Kim Jong-il, expresó hoy en un mensaje al presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, su deseo de mejorar las relaciones entre ambos países tras muchos meses de tensiones.

El deseo de Kim Jong-il fue transmitido por la delegación enviada por el líder comunista a Seúl con motivo del emotivo funeral del ex mandatario surcoreano Kim Dae-jung, durante un encuentro de treinta minutos mantenido con Lee Myung-bak, el primero con representantes norcoreanos en sus 18 meses de Presidencia.

El mensaje expresó la voluntad del líder comunista de que 'la cooperación entre las dos Coreas mejore', indicó el portavoz presidencial surcoreano, que rehusó dar más detalles sobre su contenido, informó hoy la agencia surcoreana Yonhap.

'Todo fue muy bien. Gracias, volvemos de buen humor', dijo Kim Ki-nam, secretario del Comité Central del Partido de los Trabajadores y jefe de la misión norcoreana poco antes de subir al avión de regreso a Pyongyang.

Por su parte, el mandatario surcoreano expuso la 'firme y consecuente' política de su Gobierno hacia Corea del Norte, que persigue la desnuclearización del régimen comunista, y solicitó la reanudación del diálogo entre los dos países.

Lee, quien aseguró que no existe ningún tema que no se pueda resolver si se habla con sinceridad, pidió a la delegación que trasladase ese mensaje a Kim Jong-il, según el portavoz presidencial.

Esta ha sido la primera reunión entre representantes del régimen norcoreano y el mandatario surcoreano desde que éste llegó a la Presidencia en febrero de 2008, período en que ha mantenido una línea dura hacia Pyongyang.

Tres de los seis miembros que integraron la misión norcoreana fueron quienes se reunieron con el presidente de Corea del Sur en su residencia oficial, en un ambiente descrito como 'muy serio y discreto' por el portavoz de Lee.

Previamente, el ministro surcoreano de Unificación, Hyun In-taek, mantuvo ayer el primer diálogo de alto nivel en dos años con representantes norcoreanos, quienes solicitaron el encuentro con el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak.

Las conversaciones de estos días entre ambos países, enemigos desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953), se producen después de meses de intensas fricciones. 'Podemos decir que ha sido un cambio paradigmático' en las relaciones entre los dos países, dijo un portavoz de la Casa Presidencial surcoreana.

El lanzamiento en abril de un cohete de largo alcance por parte de Pyongyang y su segunda prueba nuclear subterránea en mayo dieron lugar al momento de mayor enfrentamiento entre las dos Coreas en casi una década.

Además, recién estrenado el Gobierno de Lee Myung-bak, Pyongyang acusó al presidente surcoreano de traidor, de pro-estadounidense y de impulsar la confrontación entre las dos Coreas y amenazó con 'reducir a cenizas' Corea del Sur.

Sin embargo, recientemente el régimen de Kim Jong-il ha mostrado signos de acercamiento con la comunidad internacional, entre otros a Estados Unidos, máximo aliado de Corea del Sur.

La muerte este martes del ex presidente de Corea del Sur Kim Dae-jung, símbolo de reconciliación entre las dos Coreas, hizo además que Corea del Norte enviara por primera vez una misión para rendir homenaje a un presidente surcoreano fallecido.