Público
Público

Kim Jong-il y su hijo menor asisten a desfile militar por 65 años del partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder norcoreano, Kim Jong-il, y su hijo menor y probable sucesor, Kim Jong-un, asistieron hoy a un gran desfile militar en Pyongyang para conmemorar el 65 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores, informó la agencia surcoreana Yonhap.

La presencia de Kim Jong-un supuso su primera aparición en un acto público de corte militar desde que se consolidara, hace menos de dos semanas, como el posible heredero político de su padre al frente del hermético país comunista.

El desfile fue transmitido en directo por la televisión norcoreana, con imágenes que mostraban al líder norcoreano con su hijo a la derecha contemplando el desfile en la plaza Kim Il-sung de Pyongyang.

Antes de asistir a ese evento, ambos visitaron el Palacio conmemorativo de Kumsusan en Pyongyang, acompañados de altos cargos del partido y miembros de la cúpula militar, para rendir un homenaje ante la tumba de Kim Il-sung, el "gran líder" y fundador del país comunista, indicó Yonhap.

La aparición pública hoy de Kim Jong-un se produjo después de que ayer, sábado, asistiera al espectáculo gimnástico de masas "Arirang" en compañía de su padre y de una delegación diplomática de China, principal aliado del régimen comunista norcoreano.

Ese evento marcó el debut diplomático público del hijo menor de Kim Jong-il, nombrado general de cuatro estrellas y miembro de la dirección del Partido de los Trabajadores durante una reunión extraordinaria de ese órgano a finales de septiembre, lo que lo situa en la primera línea para la eventual sucesión de su padre, de 68 años y quien sufrió una apoplejía en 2008.

El desfile militar de hoy es el mayor evento público en Corea del Norte desde la reunión extraordinaria del partido.

Kim Jong-il llegó al poder en Corea del Norte en 1994 a la muerte de su padre, Kim Il-sung, el fundador del único régimen comunista hereditario del mundo, basado en un fuerte culto a la personalidad.

Desde entonces ha gobernado el país con mano de hierro y lo ha convertido en un régimen nuclear, pese a una economía destrozada y graves hambrunas entre la población.