Público
Público

Kirchner se recupera favorablemente después de una noche sin complicaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente argentino Néstor Kirchner se recupera favorablemente después de haber pasado la noche "bien, sin inconvenientes" tras la intervención de urgencia en la carótida a la que fue sometido el domingo, explicó hoy el cirujano Víctor Caramutti.

"Felizmente la intervención quirúrgica se pudo hacer en forma muy satisfactoria y la recuperación del paciente así lo evidencia", afirmó a Radio 10 Caramutti, médico a cargo de la cirugía que se le practicó al ex mandatario y actual diputado oficialista debido a la aparición de una placa ulcerada en la arteria carótida derecha.

El especialista aseguró que Kirchner, de 59 años, ha pasado una buena noche en compañía de su esposa, la presidenta argentina, Cristina Fernández.

Asimismo, informó de que este tipo de operación "es para evitar el accidente cerebrovascular, es como adelantarse en el tiempo, tratar de resolver el problema, es como cuando uno opera un paciente del corazón y está evitando que se produzca el infarto".

"Hoy en día son operaciones de rutina, son producto de la sociedad en donde vivimos", añadió.

Fernández, por su parte, se encuentra "bien, con la angustia de cualquier familiar, pero bien", afirmó Caramutti al canal C5N.

Kirchner "cursa sus primeras horas postoperatorias evolucionando satisfactoriamente con todos sus parámetros normales", señala un escueto parte médico difundido por la clínica Los Arcos y firmado por Luis Buonomo, médico personal del ex presidente.

Según medios locales, Néstor Kirchner se recupera en la segunda planta del hospital, donde funciona una sala "vip", mientras su esposa, la presidenta Cristina Fernández, que pasó en la clínica buena parte de la noche, espera en una sala especialmente habilitada situada en la cuarta planta del edificio.

La presidenta ha suspendido sus actividades oficiales y aún no se ha anunciado cuándo las reanudará.

Tras la operación, Néstor Kirchner debe permanecer 48 horas en terapia intensiva pero, una vez recibida el alta médica, podrá seguir una vida "totalmente normal", aunque "tendrá que controlar el estrés en la medida que pueda", según el doctor Caramutti.

El ex presidente (2003-2007) estuvo ayer acompañado en todo momento por su esposa y sus dos hijos, y recibió la visita de un reducido grupo de altos funcionarios próximos al matrimonio.