Público
Público

Kirguizistán dice que EEUU está dispuesto a comenzar la retirada de Manás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estados Unidos informó a Kirguizistán de su disposición a comenzar con el proceso de retirada de su contingente militar de la base aérea de Manás, anunció hoy el ministro de Asuntos Exteriores kirguís, Kadirbek Sarbáyev.

"Nos reunimos nuevamente con el embajador estadounidense, quien nos transmitió que están dispuestos a comenzar el proceso de retirada", precisó Sarbáyev durante la sesión del comité parlamentario de Defensa, Seguridad, Ordenamiento Jurídico y Reforma del Derecho Judicial.

El comité recomendó también la denuncia de los acuerdos con otros once países, entre ellos España, sobre la presencia de sus tropas en la base aérea de Manás.

Asimismo, apoyó incluir este asunto en la sesión parlamentaria de mañana, informó desde Biskek la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

El Parlamento aprobó el pasado 19 de febrero la denuncia del acuerdo con Estados Unidos para el uso de la estratégica base aérea, la última que le queda en Asia Central y clave para sus operaciones en Afganistán.

La ley de denuncia del acuerdo, del que se derivan los demás convenios con los países de la coalición antiterrorista, fue promulgada por el presidente kirguís, Kurmanbek Bakíev, un día después.

El pasado 16 de febrero, el Gobierno kirguís presentó al Legislativo para su ratificación los proyectos de ley para la denuncia de los acuerdos con España, Francia, Italia, Holanda, Noruega, Dinamarca, Polonia, Australia, Nueva Zelanda, Turquía y Corea del Sur.

En Manás, España tiene un destacamento del Ejército del Aire, el Mizar, integrado por medio centenar de efectivos, y un avión Hércules C-130 para transporte aéreo táctico, así como para la evacuación médica aérea.

Según la legislación de Kirguizistán, la presencia de militares extranjeros requiere la firma de acuerdos intergubernamentales que deben contar con la ratificación del Parlamento.

La base de Manás fue cedida a EEUU por el derrocado presidente kirguís Askar Akáyev el 4 de diciembre de 2001 como cabeza de puente para la operación antiterrorista en el vecino Afganistán.

La instalación acoge a poco más de un millar de soldados, casi en su totalidad estadounidenses, además de varios aviones cisterna y de transporte militar, vitales para el suministro de las tropas desplegadas en Afganistán.

La importancia de Manás aumentó considerablemente desde que las tropas estadounidenses abandonaron en noviembre de 2005 la base militar uzbeka de Karshi-Janabad, cercana a la frontera con Afganistán, por exigencia del presidente de Uzbekistán, Islam Karímov.