Público
Público

Kostunica condena la violencia en Belgrado e insta a los ciudadanos a calma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, condenó hoy la violencia desatada ayer en Belgrado e instó a los ciudadanos a "no ocasionar ni el menor incidente", en interés del país.

Kostunica lamentó "la gran desgracia, la violencia que llevó a la pérdida de una vida humana" en las manifestaciones convocadas por el Gobierno en contra de la independencia de la ex provincia de Kosovo.

"La violencia y las destrucciones hacen daño de la forma más directa a nuestra lucha por la preservación de los intereses nacionales y estatales. Todos los que están a favor del Estado falso de Kosovo se alegran cuando ven la violencia en Belgrado", declaró.

En un comunicado divulgado a la prensa, dijo que "debemos hacer todo lo posible para que nuestra oposición a la fuerza sea en interés de Serbia y de nuestra provincia del sur", una alusión a que Belgrado no renunciará a Kosovo, que considera parte inalienable de su territorio.

Anoche en Belgrado, grupos violentos de jóvenes, en su mayoría, atacaron la embajada de Estados Unidos y de otros varios países que reconocen la independencia de Kosovo, y demolieron numerosas tiendas, bancos extranjeros, señales de tráfico y otras instalaciones públicas de la ciudad.

Las protestas terminaron con un muerto, que fue hallado carbonizado en la embajada de EEUU, y 130 heridos entre civiles y policías, y 192 personas fueron detenidas, según datos policiales.

Los líderes de la mayoría albanokosovar proclamaron el domingo pasado la independencia unilateral de Kosovo, que ya ha sido reconocida o lo será pronto por una veintena de países, entre ellos EEUU, Francia, el Reino Unido, Alemania.

Serbia considera esa independencia "ilegal" y ha emprendido unos primeros pasos diplomáticos y políticos en su contra.