Público
Público

Kristen Stewart, de "Crepúsculo", dice que "hay que ser radical"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En "Crepúsculo: Luna Nueva", la joven Bella Swan es abandonada por su novio vampiro, cae en una depresión y luego viaja hasta Italia para salvarlo. Aunque pueda sonar demasiado extremista, la actriz Kristen Stewart considera que Bella es un buen ejemplo para las chicas.

"Luna Nueva" se estrena el viernes en los cines de Estados Unidos y se espera que el lanzamiento de la continuación de "Crepúsculo" sea tan potente como su argumento, debido al interés que ha generado la película.

La primera entrega de "Crepúsculo" recaudó 384 millones de dólares en la taquilla de todo el mundo con su historia sobre la estudiante de secundaria Bella (Stewart) que se enamora del vampiro Edward Cullen (Robert Pattinson).

Pero en "Luna Nueva", el vampiro destroza el corazón de la joven y se va a Italia.

Pasan meses en los que una descorazonada Bella espera al lado de su ventana durante el día y grita en la cama durante la noche. Mientras tanto, es consolada por su amigo Jacob Black, un hombre lobo.

Pero cuando un visitante inesperado le cuenta a Bella que Edward está en peligro, la joven decide viajar a Italia para salvarlo.

Respecto a la posibilidad de que Bella pueda ser un mal ejemplo para las niñas de 13 años que forman gran parte de la audiencia de la película, Stewart dijo que el mensaje de la película es positivo.

"Hay que ser radical", dijo Stewart. "Ir a por ello. Creo que esa es la cuestión. Sé que esta película se trata de la inmortalidad y la mortalidad, pero sólo se vive una vez", apuntó.

La saga cinematográfica de "Crepúsculo", cuya segunda entrega es "Luna Nueva", está basada en los exitosos libros de la escritora Stephenie Meyer, que ha vendido 85 millones de copias en todo el mundo, según su editorial.

Muchos de los admiradores del las novelas "Crepúsculo" son niñas adolescentes. Bella, la narradora de los libros, es un personaje con el que se sienten identificadas.

"Posee muchas cualidades femeninas innatas", dijo Stewart. "Para un personaje literario, creo que es genial que sea admirada por tantas niñas, porque es descaradamente caprichosa", agregó.

En los libros y en las películas, Bella y Edward debaten sobre si él debería morderla y transformarla en una vampiresa que viva para siempre, como él.