Público
Público

Kristen Stewart y Robert Pattinson podrían casarse en 2013

La revista 'OK Magazine' publica que los actores de 'Crepúsculo' planean una boda tradicional en Reino Unido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese a la reciente crisis de la pareja causada por la infidelidad de la actriz Kristen Stewart a su novio Robert Pattinson, la revista OK Magazine se atreve a aventurar que los protagonistas de Crepúsculo estarían planeando darse el 'sí quiero'. Parece que el actor finalmente ha perdonado que su novia fuera pillada besándose con Rupert Sanders, director de la película Blancanieves y el cazador, y ahora planean sobre ellos rumores de matrimonio.

En plena promoción de la última película de una de las saags cinamatográficas más taquilleras de la historia del cine, la revista inglesa va más allá e incluso afirma que la boda podría celebrarse en casa del actor, pese a las desavenencias que esto plantea en la novia. En principio se trataría de un enlace tradicional a petición de la madre de Robert, según fuentes cercanas a la pareja.

Esta semana Stewart aseguraba a The Huffington Post que se encontraba muy incómoda por los comentarios que había recibido por el topless que había realizado en la película de Walter Salles On the road, que protagoniza junto a Garrett Hedlund y Sam Riley y que se estrenará en España en abril de 2013. Su escena de desnudo, que acompaña a una secuencia de trío amoroso, no ha sido muy bien vista por sus fans, que consideran que la actriz echa por tierra la imagen que había cultivado con su personaje de Bella Swan en la saga de vampiros.

Por su parte, a la familia de Robert Pattinson le está costando perdonar la infidelidad de Kristen Stewart, por lo que la pareja celebrará la Navidad separada tras una incómoda celebración familiar de Acción de Gracias. Lo que podría dificultar los planes para una boda. OK asegura también que antes del escándalo producido tras la infidelidad de Kristen, la pareja ya planeaba casarse. De momento, y de celebrarse, la fecha del enlace es una incógnita. Habrá que esperar todavía un tiempo para saber si se confirman los augurios de la revista inglesa y hay, definitivamente, una boda de película.