Público
Público

Kusturica y los no fumadores despliegan su enérgica música en Beitedin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Emir Kusturica y su Orquesta de los no Fumadores llenaron anoche de energía el palacio libanés de Beitedin, escenario de uno de los más prestigiosos festivales veraniegos del Líbano.

Durante hora y media ininterrumpida, Kusturica y su orquesta, compuesta de guitarras, bajo, tuba, saxo, batería, percusión y acordeón, impusieron un ritmo incesante sobre el escenario, que en varios momentos se llenó de numerosos espontáneos.

Como en todas sus actuaciones, Kusturica dejó el protagonismo al cantante, que no paró de hablar y animar al público, entre el que se acabó mezclando.

Con temas de sus discos y de sus películas, en los que se mezclaban el rock y el punk, con ritmos gitanos y de los balcanes, Kusturika y los no Fumadores transmitieron de principio a fin un trepidante espíritu festivo.

El festival de Beitedin, que se celebra en un palacio del siglo XIX, situado en las montañas del Chuf, en el sureste del país, comenzó con un homenaje a la famosa cantante egipcia Um Kulzum (1904-1975) por Amal Maher, acompañada de la orquesta de Selim Sahhab.

El verano libanés está animado por varios festivales de música y teatro a demás del de Beitaldin, como el de Baalbeck, considerado el más importante o los de Biblos, Tiro y otras localidades libanesas.