Público
Público

Kuwait rechaza los comentarios de EEUU sobre el bloguero preso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores de Kuwait ha rechazado los comentarios del Departamento de Estado de EEUU sobre el caso de un bloguero que está siendo juzgado por insultar supuestamente al gobernante del país, dijo el lunes un periódico local.

El diario Al Anbaa citó las palabras de Sheij Mohamad al Salem al Sabah, que dijo que las preocupaciones expresadas a principios de esta semana equivalían a interferir en los asuntos internos de Kuwait.

El bloguero y periodista Mohamad Abdul Kader al Jasem se enfrenta a hasta 18 años de cárcel si es condenado, según sus abogados. Fue detenido el 11 de mayo después de que la oficina del emir Sheij Sabah al Ahmad al Sabah presentara una demanda contra él.

"No puedo comentar un caso que está en los tribunales, pero puedo decir que no podemos aceptar ninguna injerencia en nuestros asuntos internos. Kuwait es un estado soberano que tiene sus propios sistemas y autoridades", dijo el ministro de Exteriores.

Jasem ha sido acusado también de difundir noticias falsas que podrían dañar los intereses nacionales de Kuwait, y de incitar contra el Gobierno. Su familia y él niegan las acusaciones y dicen que tienen motivación política.

El 3 de junio, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU P.J. Corwley dijo a Reuters que Washington había expresado sus preocupaciones sobre el caso ante el Gobierno de Kuwait.

"La capacidad de los ciudadanos y los periodistas de cualquier país de discutir , debatir y criticar libre y vigorosamente las acciones de los gobiernos no amenaza a los intereses nacionales", dijo.

Kuwait ha sido un aliado importante de Washington en el Golfo desde la Guerra del Golfo de 1991, que lideró Estados Unidos y que liberó al país de la ocupación iraquí durante siete meses.

En su web, el bloguero criticó a la familia gobernante y acusó al primer ministro, Sheij Naser al Mohamad al Sabah, de mala gestión y corrupción.

Kuwait, el cuarto mayor exportador de petróleo del mundo, se jacta de tener libertad de prensa, pero el jefe de Estado es inmune a las críticas, según recoge la Constitución.