Público
Público

Los Lakers debutan con una victoria soporífera

Ganan sin Gasol gracias a Bryant (33 puntos) y Bynum (26). El número uno del draft no jugó con los Clippers por lesión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Angeles Lakers inauguraron la temporada con una soporífera victoria (99-92) frente al equipo vecino de la ciudad, los Clippers, que no alteraron la puesta de largo oficial de Ron Artest con su nuevo equipo.

Pau Gasol se perdió el envite a causa del desgarro muscular que sufre en la pierna derecha. En su ausencia, Kobe Bryant y Andrew Bynum salvaron los muebles con 33 y 26 puntos, respectivamente, frente a los 21 del base Eric Gordon, el mejor de los Clippers.

Los Lakers recibieron el anillo que les acredita como campeones de la NBA la pasada temporada y echaban a andar en la nueva campaña con una actuación mundana aunque efectiva.

Los 13 puntos de Bryant, el MVP de la pasada Final frente a Orlando Magic, y la aportación de Lamar Odom fueron todo lo que necesitaron los Lakers para encarrilar la situación desde el primer cuarto (32-22), que resultó tan monótono y aburrido como el resto del duelo.

En las filas de los Clippers faltaba su gran estrella, el novato Blake Griffin, lesionado con una fractura en la rodilla izquierda que le mantendrá inactivo al menos dos meses.

Sólo las gotas de calidad de Gordon y del pívot Chris Kaman hacían prever que el equipo de Mike Dunleavy pudiera plantar cara al de Phil Jackson, pero fue el reserva Craig Smith quien, aprovechando el tedio generalizado y con 12 puntos en el segundo cuarto, acercó a los suyos (40-37) a falta de cinco minutos para el descanso.

Todo eso sin las piezas básicas de los Lakers en pista, porque la distancia regresó a los dobles dígitos al ecuador del duelo, tras el regreso de los titulares este martes locales (59-49), entre los que destacó un inspirado y demoledor Andrew Bynum, de nuevo con confianza en su rodilla derecha.

Los Clippers, no obstante, volvieron a rehacerse y pisaban los talones de su rival a falta de un cuarto (76-75) gracias a la labor de Kaman, incisivo en la zona, y de los bases Gordon y Smith, superiores a los exteriores de los Lakers.

Algo de emoción se reservó para el final. Primero, con el regreso del entrenador asistente Tex Winter al Staples Center tras sufrir un derrame cerebral en abril, y después con los destellos de Odom y Bryant, que lideraron un parcial de 18-4 para devolver la tranquilidad a los suyos (94-79) a falta de cinco minutos.

Al final la estadística lo dejaba claro: los suplentes de los Lakers anotaron nueve puntos. Jackson ya tiene trabajo sobre la mesa.

Los Angeles Lakers vivieron su gran momento de gloria cuando recibieron de manos del comisionado de la NBA David Stern el anillo de campeones de la liga, ceremonia que tuvo lugar poco antes de su debut.

Pau Gasol recibió sonriente el anillo de campeón que le entregó Stern, mientras los aficionados coreaban su nombre y recibía una fuerte ovación.

Phil Jackson, que también recibió el anillo, el décimo que logra en su carrera profesional, el que más tiene en la historia de la NBA, dijo que esperaba que Gasol estuviese listo para debutar el viernes cuando se enfrenten a los Mavericks de Dallas.

En la ceremonia de entrega de los anillo y del banderín de su decimocuarto título de liga estuvieron presentes nueve ex jugadores de los Lakers, entre ellos Magic Johnson y Jerry West.

Stern antes de hacer entrega de los anillos volvió a destacar la gran clase y juego que tuvieron los Lakers la pasada temporada y que les hizo merecedores al título de campeones.