Público
Público

Lang Lang: "Cuando maduras, necesitas encontrar la razón por la que tocas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Millones de jóvenes chinos estudian piano y tienen su referente en Lang Lang, todo un fenómeno, que, más allá de niño prodigio y joven virtuoso, es uno de los mejores pianistas del mundo con 26 años, a los que afirma: "Cuando vas madurando, necesitas encontrar la razón por la que tocas una pieza".

Lang Lang vuelve a la actualidad discográfica con el lanzamiento de un nuevo CD dedicado a Chopin, con la Orquesta Filarmónica de Viena y la dirección de Zubin Metha, del que habló con Efe en su reciente visita a Madrid, para inaugurar la temporada de la Orquesta Nacional de España con un concierto al aire libre que congregó a unas 3.000 personas en Matadero Madrid.

Este disco (editado por el sello Deutsche Grammophon y cuyo lanzamiento internacional tendrá lugar el próximo 18 de noviembre) supone el regreso del pianista chino a Chopin, uno de sus compositores favoritos, y en concreto, a los Conciertos Número 1 y 2, éste último "muy especial".

"Lo toqué con 13 años en el Concurso Internacional Tchaikovsky para Jóvenes Músicos; fue la primera vez que toqué con orquesta. Recuerdo que muchos profesores pensaron que era una pieza demasiado romántica para un adolescente, especialmente el segundo movimiento, que está dedicado -precisa el artista- al primer amor del compositor".

"Yo dejé muy joven Pekín para estudiar y echaba siempre de menos a mi madre. Mi padre dijo: ese es el sentimiento que debes tener, el amor por tu madre", recuerda el pianista, que ganó el primer premio.

Ahora ha grabado esta pieza en disco, como hiciera anteriormente con otras de este mismo compositor, de Beethoven, de Rachmaninov o de Tchaikovsky, entre otros.

"Me gusta grabar discos, todo el proceso de grabación es algo que te pone a prueba, escuchas cuidadosamente y tratas de buscar el sonido perfecto. Creo que mi técnica pianística mejora con las sesiones de grabación. Estoy mejorando en mayor precisión, entendiendo mejor", comenta Lang Lang.

En este sentido, añade: "cuando maduras necesitas una razón para tocar, no puedes decir sólo ¡me apetece tocar esto!... Eso está bien cuando eres joven, pero cuando vas creciendo necesitas encontrar una razón por la que haces un sonido... es algo que tienes que investigar y descubrir".

Tiene infinidad de seguidores con los que conecta con sorprendente facilidad y es todo un fenómeno comercial -da nombre a unas zapatillas, a un piano y es imagen de una marca de estilográficas-, algo no muy corriente en el mundo de la música clásica, que se vive de manera diferente en Occidente y en Oriente.

"En China es un arte nuevo, algo novedoso", según Lang Lang, que califica de "excepcionales" a músicos como Herbert von Karajan, Luciano Pavarotti o Plácido Domingo, a los que admira por ser queridos, no sólo en el círculo clásico, sino por el público general.

"Conectaron con el mundo, como cuando yo voy a un museo; no entiendo de pintura, pero disfruto. Es igual en los deportes, me encanta ver a Rafael Nadal jugar al tenis, pero otros partidos no me interesan", explica el pianista, quien tiene una excelente relación, según sus palabras, con otros grandes jóvenes solistas, como la violinista Janine Jansen, con quienes habla del futuro y de proyectos para llevar la música clásica a más público.