Público
Público

El lanzador de peso Manuel Martínez debuta en el cine encarnando a un antihéroe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lanzador de peso olímpico Manuel Martínez, campeón mundial bajo techo en 2003, ha debutado en el cine como protagonista de "Estigmas", un largometraje de ficción en blanco y negro, adaptación de un cómic, en el que encarna a un "antihéroe".

Es la segunda película del director alicantino Adán Aliaga ("La Casa de mi Abuela"), quien ha explicado que ofreció el papel de protagonista al atleta leonés tras darse cuenta de que en los "casting" buscaba a un actor con un físico corpulento al "estilo Martínez", lo que al final le llevó a acudir al modelo original.

Martínez, dieciséis veces campeón de España y dos de Europa, ha explicado hoy a los periodistas, en la última semana del rodaje en los platós de la Ciudad de la Luz de Alicante, que ha podido preparar a fondo el papel de "Bruno", un hombre corriente marcado por un trágico destino, una vez que concluyó su participación en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Se ha tomado un respiro en su carrera deportiva para protagonizar la película, a la que ha dedicado una media de diez horas diarias durante las últimas ocho semanas junto a actores como Marieta Orozco, premio Goya en 1999 como actriz revelación por "Barrio".

No se trata de la primera incursión de este polifacético atleta (pintor, escultor, poeta, empresario y profesional de imagen publicitaria) lejos de las pistas, aunque pretende mantener su carrera deportiva durante varios años más, aunque ha manifestado que no se ha planteado aún si llegará hasta los Juegos de Londres'2012.

Ha asegurado que la experiencia de actuar le ha gustado "mucho" y no descarta que "Estigmas" sea el inicio de una larga trayectoria en el cine.

Se enteró del interés de Aliaga por su hermano, quien en un principio entendió, erróneamente, que querían que apareciera en una película de dibujos animados o que querían digitalizar su lanzamiento de peso.

Aunque considera una "locura" proponerle el papel y también aceptarlo, ha afirmado sentirse "muy contento de meterse en este berenjenal" dentro de un mundo que veía "casi inalcanzable", y se ha felicitado de aprovechar una "oportunidad única" que le abre nuevas puertas.

Desde el primer momento se ha sentido un "novato" que ha tratado de aprender "día a día" y ha comentado que le ha podido ayudar su costumbre por la "disciplina, trabajo y esfuerzo" de los entrenamientos.

Además, cree que le ha beneficiado "saber estar y reaccionar con calma ante situaciones de estrés en competición" puesto que "el flujo de adrenalina es parecido durante el rodaje".

Sobre su personaje, ha adelantado que se trata de un "antihéroe", un personaje "antipático al que al final se le coge cariño" porque, pese a ser huraño, marginado y borracho, "trata de salir adelante".

Se mete en la piel de Bruno, con una vida difícil y plagada de desgracias que vive solamente con un puñado de gusanos de seda hasta que su mundo cambia al aparecer en sus manos unas llagas (estigmas) que algunos identificarán como divinas, momento en que inicia una relación sincera con Lorena (Marieta Orozco).

El leonés no es el primer deportista de alto nivel que participa en rodajes en la Ciudad de la Luz ya que antes lo han hecho en "Astérix en los Juegos Olímpicos" otros como el alemán Michael Schumacher y los franceses Toni Parker y Zinedine Zidane.

El director del largometraje, Adán Aliaga, ha explicado que "Estigmas" es una adaptación de la novela gráfica homónima de Lorenzo Mattotti y Claudio Piersanti en el que lo más interesante es el personaje de Bruno, porque vive "muchas cosas".