Público
Público

Lanzan un cohete al comenzar la "jirga" de la paz en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, presentó el miércoles un ambicioso plan de paz que espera que persuada a los talibanes para deponer las armas, aunque los insurgentes demostraron su repudio lanzando un cohete mientras el mandatario intervenía en un encuentro en la capital.

Impopular en su país a pesar de una victoria electoral el año pasado que estuvo plagada de controversia, Karzai convocó una "jirga" (asamblea) con los líderes tribales, ancianos y otros notables para forjar un consenso nacional de acercamiento a los talibanes.

Pero minutos después de comenzar a revelar sus planes, un cohete cayó en un campo abierto cerca del pabellón donde se celebraba el evento. No había información sobre víctimas.

"Siéntense, no pasará nada", dijo Karzai a unos delegados nerviosos que se ponían en pie para marcharse. "Me he acostumbrado a esto", agregó el presidente, que ha sobrevivido a al menos tres intentos de asesinato. "Todo el mundo está acostumbrado a esto".

También se escuchaban disparos en los alrededores del recinto cuando Karzai terminó su discurso y se marchó en un convoy de vehículos blindados.

La "jirga" de la paz había congregado a 1.300 delegados, aunque destacaba visiblemente la ausencia de los representantes de los insurgentes.

Con la insurgencia en su punto más alto desde que fueron derrocados por Estados Unidos en 2001, los talibanes siguen confiando en que pueden sobrevivir a la última invasión extranjera en la larga historia de conflictos en Afganistán.

"Obviamente, la jirga dará otro pretexto para que Estados Unidos continúe la guerra en Afganistán, en lugar de llevar a cabo la paz en el país", dijeron los talibanes en un comunicado, la víspera de la reunión a la cual no habían sido invitados, aunque dijeron que no irían si se les pidiera.

Su confianza viene a pesar de un incremento de soldados estadounidenses que elevará a unos 150.000 los efectivos, con una ofensiva planeada en las próximas semanas contra los talibanes en su bastión de Kandahar, en el sur del país.

Pero tras una rápida retirada de Irak, Estados Unidos también quiere marcharse de Afganistán, y el presidente Barack Obama ha declarado que quiere empezar a retirar las tropas a partir de julio de 2011.