Público
Público

Laporta proclama ante los socios que el barcelonismo unido "es invencible"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, se ha despedido de los compromisarios del club, en la asamblea ordinaria anual, con un discurso cargado de emotividad en el que ha proclamado que si los socios están unidos, "la entidad será invencible".

A pesar de este adiós, Laporta aún estará en el cargo hasta el 30 de junio de 2010, a la espera de que en la primavera se proclame un nuevo presidente en las elecciones que aún se deben convocar.

En el discurso de presentación ante la asamblea de compromisarios, el mandatario barcelonista ha emplazado a los propietarios del club a estar preparados para vivir un reto aún mayor. "Los mejor está por llegar. Esto sólo ha sido una cata de lo que vendrá", dijo el presidente del Barça.

El club había convocado a 3.952 socios compromisarios, pero a las 16:00 horas, en segunda convocatoria, sólo se habían congregado en el Palau Blaugrana 280 personas, menos del 10 por ciento, y en la primera votación de la tarde, que se realizó a las 18:10, había acreditados 475 compromisarios, aunque sólo 467 en la sala (8 votos delegados).

A pesar de la baja participación (el año pasado estaban convocados 4.171 compromisarios y asistieron 998), los socios rápidamente se entregaron a Joan Laporta y a los números que le presentó la junta directiva para cerrar las cuentas del año pasado (384,8 millones de euros y 8,8 de beneficios) y para aprobar el presupuesto del año que viene (405 millones).

En el informe del presidente, Laporta defendió la apuesta que ha hecho el club en sus seis años de mandato, en los que la junta, según manifestó, se ha aplicado "con coraje", lo que ha permitido que el Barça haya logrado en este periodo "tres Ligas, dos Ligas de Campeones y una Copa del Rey".

"Tengo la sensación de que este modelo no ha llegado hasta el final de recta. Estamos en pleno trayecto", añadió Laporta, tras lo cual solicitó a los socios que diesen continuidad al proyecto que se puso en marcha en 2003 con su elección como presidente.

"Sé que de aquí saldrá un liderazgo renovado que dará continuidad al modelo. Espero que los socios den respaldo a este proyecto. Esta gente (la junta continuista que pueda originarse) son valedores de cómo se ha gobernado el club y cómo se ha hecho llegar la entidad hasta donde se encuentra ahora. Es importante no perder la memoria y ser justos para saber de dónde venimos. Hace seis años el club no entró ni en la Liga de Campeones y había una sangría económica", recordó Laporta.

Además, el presidente reclamó "un relevo tranquilo" e insistió en que la junta continuista que se posicionará para las próximas elecciones "merece el crédito de los socios". Con este mensaje, Laporta da por iniciado el largo periodo preelectoral al que, durante los próximos meses, se sumarán más socios interesados en dar el salto a la presidencia.

"La clave será un relevo tranquilo y sin ruptura, porque tenemos mucho y queremos más", sentenció, poco antes de recibir un caluroso aplauso, al tratarse de su última comparecencia en este escenario.

En la intervención de los socios para votar las propuestas planteadas, los compromisarios validaron la liquidación del ejercicio económico del año pasado por 430 votos a favor, 11 en contra y 14 en blanco.

En este punto, el vicepresidente de economía, Joan Boix, recordó de que la moción de censura del año pasado supuso para el club un coste de un millón de euros, además de informar de que el Barça ha debido liquidar a Hacienda 25,3 millones de euros de las actas levantadas en su día, correspondientes a las temporadas de los años 1990 a 1993.

Además, Boix anunció que, en breve, el Barça deberá liquidar a Hacienda una segunda partida de 35 millones de euros por el mismo motivo, del periodo de 1996 a 1999.

Igual de contundente ha sido la respuesta de los socios al validar el presupuesto del año que viene, cifrado en 405 millones de euros, con 375 de gastos, en los que se contempla una previsión de que el Barcelona gana la Liga y llega a cuartos de final en la Liga de Campeones y a semifinales de la Copa del Rey. La votación finalmente fue: 407 votos a favor del presupuesto de la temporada que viene, 15 en blanco y 6 en contra.

Más intenso fue el debate que generó la reforma de los estatutos, en el que los socios mostraron reticencias acerca de la adecuación a un decreto de la Generalitat. A pesar de que los compromisarios no han tenido opción de leer el redactado final de los artículos modificados, la asamblea validó la modificación y adaptación de los estatutos por 381 votos a favor, 32 en contra y 14 en blanco, cuyo aspecto más destacado es que el próximo presidente tendrá mandatos de seis años, con una reelección como máximo.

En los últimos puntos tratados en la reunión de compromisarios, los socios ratificaron como directivos a Magda Oranich, Josep Ignasi Macià y Xavier Sala i Martín, éste uno de los aspirantes a recoger el testigo de Laporta en la candidatura que podría surgir del actual consejo en las elecciones de 2010, a lo que también aspira el vicepresidente de mercados, Jaume Ferrer.