Público
Público

Laporta, de "tritranquilo" a "hexatranquilo"

El presidente del Barcelona no cree que sus declaraciones políticas empequeñezcan al club

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, ha pasado de estar hace unos meses 'tri tranquilo' a estar 'hexa tranquilo', tras la conquista de los seis títulos por parte del equipo que preside. 

'Antes decía tri tranquilo y ahora no sé qué decir con el sexteto este, pero bueno, todos hexa tranquilos, todos', ha declarado un Laporta orgulloso de la plantilla que dirige Guardiola. 

Sin embargo, no ha querido entrar a valorar las declaraciones del presidente del Sevilla, José María del Nido, quien ha asegurado que el 'gran error es haber politizado' al Barça 'porque ha empequeñecido' el club. Del Nido, quien se refirió a Laporta como 'Juan' (su nombre real es Joan), cree que los aficionados culés que son de fuera de Catalunya se sienten avergonzados 'de ese catalanismo cerrado que pretende abanderar'. 

El máximo mandatario culé respondió a Del Nido refiriéndose a él como 'José María del Niu'. 'Tiene una personalidad muy fuerte', afirmó, 'y gracias a esa personalidad el Sevilla está viviendo los mejores momentos de su historia'. Laporta asegura que tiene una 'muy buena relación con él', aunque no comparte que sus declaraciones políticas empequeñezcan al Barcelona. 

Laporta abandonará el club al final de esta temporada tras los seis títulos conquistados durante la pasada campaña y el principio de ésta. Para su sucesión ya se conocían los nombres de Sandro Rossell, Agustí Benedito y Jaume Guixà. Pero ahora se suma el del vicepresidente Jaume Ferrer, confirmando que la directiva actual no impulsará una candidatura única.

Ferrer lo ha confirmado en una entrevista para Catalunya Radio, donde ha anunciado 'convicción, ilusión y ganas' de presidir el club. Un paso que es 'definitivo' para un Ferrer al que se espera que siga otro de los vicepresidentes, Alfons Godall, mucho más cercano al actual presidente Laporta. Ambos mantuvieron conversaciones para llevar una candidatura conjunta, pero la idea de incluir a Sala i Martín en la futura directiva no era del agrado de Ferrer.  

Así se abre una nueva crisis en la junta directiva, cuyas consecuencias podrían impulsar nuevamente al presidente del club a reestructurar la función de sus socios en el consejo, después de la última hace pocos meses.