Público
Público

Lara confía en que el "primer brote verde" sea el de la "cordura en Zapatero"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tomó las riendas de IU cuando despuntaba lo peor de la crisis y, año y medio después, el primer brote verde que Cayo Lara quiere ver es el de la cordura en José Luis Rodríguez Zapatero, que se muestra "como una especie de héroe" pero en realidad "está sacrificando los derechos de los trabajadores".

"Esperamos que Zapatero tenga una luz de cordura, un brote verde en su cabeza, y empiece a cambiar las políticas que está haciendo equivocadas", ha confiado el coordinador general de IU en una entrevista con EFE.

Y es que, según señala, el jefe del Gobierno no sólo se dedica a aprobar medidas al dictado del FMI y de los mercados financieros, sino que además se presenta "como una especie de héroe en este momento de la historia de España", con frases que dan a entender su voluntad de sacrificarse políticamente "por el bien del país".

Pero "ésa no es la cuestión", agrega, porque la realidad es que "está sacrificando los derechos e intereses de muchísimos trabajadores" con medidas que van justo en dirección contraria a una salida social y de izquierdas a la crisis.

Zapatero se ha fijado una hoja de ruta con indicaciones que "le han marcado" la UE, el FMI y los mercados, según el líder de IU, que no cree que el presidente del Gobierno anuncie un adelanto electoral en tanto no cumpla con la "encomienda" de estos organismos. "Está empecinado en continuar una línea de ajuste duro que va a agudizar más la crisis y generar más desempleo", ha advertido.

Otra hoja de ruta muy distinta es la del PP, ya que aunque las políticas neoliberales del poder económico y de los organismos internacionales se ajustan perfectamente al programa político popular, según Lara, el partido de Mariano Rajoy pretende "llegar al poder como sea y cuanto antes".

No es raro por eso que el PP, en esa línea de "oportunismo político y populismo", defienda en su ideario determinadas medidas que luego no vota cuando llegan al Parlamento de la mano de Zapatero.

Con todo, Lara advierte de que aunque el Gobierno adopte medidas de derechas, sería peor que el partido de Rajoy llegara a La Moncloa: "Con lo que estamos conociendo en la trama Gürtel, los ciudadanos no deberían poner al PP cerca de donde esté la caja".

Frente al "empecinamiento" de Zapatero por las políticas de la derecha, IU intentará contribuir a que la huelga general convocada el 29 de septiembre sea un éxito, puesto que será la única forma de forzar al Gobierno a cambiar sus políticas de "tijeretazo" y adoptar medidas encaminadas a combatir el fraude fiscal y a hacer caer sobre la banca y las grandes fortunas las consecuencias de la crisis.

Lara alerta también del "clima de deterioro" con el que, de forma "premeditada", se quiere desprestigiar lo público, y pone como ejemplo las "mentiras" sobre la viabilidad del Estado para garantizar las pensiones futuras, mentiras que sólo buscan que el sector privado se haga con ese "nicho de negocio".

Si los sindicatos y los grupos de izquierda son capaces de explicar a la gente ese "ataque" a lo público, la huelga general será un éxito y permitirá corregir la dirección del Gobierno socialista.

Izquierda Unida no daría la espalda al Ejecutivo si éste demostrara voluntad de cambio y adoptara medidas como, por ejemplo, subir los impuestos a quienes más ganan.

"La política es sentido común y raciocinio", insiste, y por eso "IU no vota 'no' porque no y 'sí' porque sí; sería absurdo que planteáramos la política del PP, que presiona (al Gobierno) para hacer unas políticas determinadas, le lleva al precipicio, pero luego no se tira con él".

Respecto a la relación de España y la UE con Cuba, Lara arremete contra la "hipocresía inmensa" de quienes dicen preocuparse por los derechos humanos de los cubanos y no se plantean lo mismo con los ciudadanos de Afganistán, Marruecos o los territorios palestinos.

Bajo su punto de vista, con las excarcelaciones de presos políticos Cuba ya está dando "pasos más que suficientes" y ahora le toca a España y a la UE levantar la "posición común" que mantienen, que vincula la cooperación con la apertura democrática de la isla.

De todas formas, añade, a IU le gustaría que el Gobierno y el PP "defendieran el mismo trato" que han recibido los ex presos cubanos para todos los exiliados que llegan a España.

El líder de IU critica también la presencia de España en Afganistán en una operación que responde a intereses geoestratégicos de EEUU y no a la voluntad de llevar la democracia y los derechos humanos al país asiático. "¿De verdad nos creemos ese cuento?", se pregunta.

Arantxa Bernarte