Publicado: 16.11.2014 11:23 |Actualizado: 16.11.2014 11:23

Lara deja paso a Garzón y no será candidato en las primarias de IU para las generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Afirmó que no quería ser "un tapón" para Izquierda Unida y ha cumplido con su palabra. El coordinador federal de la formación, Cayo Lara, deja paso a Alberto Garzón y anuncia que no se presentará como candidato a encabezar la lista de IU a las elecciones generales de 2015 en las primarias abiertas que se celebrarán en febrero. "Es una decisión muy meditada que tomé hace tiempo y que no he querido decir hasta ahora por respeto a esta organización", ha declarado durante su intervención en el Consejo Político Federal de este domingo, que aprobará el calendario de primarias.

Visiblemente emocionado, Lara ha recibido una larga ovación de los miembros del máximo órgano entre asambleas de la organización y ha bromeado: "Yo no os voy a mandar callar", ha dicho en alusión al discurso de Pablo Iglesias en las Asamblea Ciudadana de Podemos.

Lara no será candidato para liderar IU en las elecciones a la Moncloa, pero seguirá siendo coordinador federal de la organización. El coordinador de la Presidencia Federal de IU, José Luis Centella, ha anunciado que el calendario de primarias que presenta este domingo para su aprobación contempla la apertura del proceso en torno al 23 de enero, después de que alrededor del 13 de diciembre se apruebe el reglamento para la elección del cabeza de lista. La votación será el 8 de febrero y su ratificación el 14 del mismo mes.

Lara deja así el camino libre al diputado Alberto Garzón, del que toda la organización espera que dé cuanto antes un paso al frente y lleve a Izquierda Unida a la convergencia con otras fuerzas sociales del cambio.

Durante su intervención, Lara ha hecho una fuerte defensa de los valores y principios que han caracterizado históricamente a la formación. "No me voy a vestir de lagarterana para decir lo que pienso. Me siento representado por la gente digna de esta organización. Nadie, ningún poder económico, financiero o mediático va a quebrar la lucha, el compromiso y los valores de mucha gente que apostó ayer y lo hace hoy por una sociedad socialista".

"El discurso de IU está en boca de todos; lo hemos parido nosotros pero ahora escuchamos a otros como si lo hubieran descubierto ellos"

El coordinador federal ha defendido el papel de su formación durante esta legislatura y se ha congratulado de que "el discurso de Izquierda Unida está ahora en boca de todos". "Un discurso que hemos parido nosotros y que ahora escuchamos a otros como si lo hubieran descubierto ellos. Sin una alternativa de izquierdas no hay cambio político y social posible. La clase trabajadora tiene que ser vanguardia porque sin ella tampoco hay cambio", ha subrayado.

También ha hecho referencia a la importancia del próximo fin de semana, cuando tendrá lugar el encuentro político y programático del que saldrá el programa marco del partido para las elecciones municipales y autonómicas del próximo mayo. "Nuestro nuevo proyecto de país es serio y sólido. No vendemos humo, tiene garantías", ha destacado antes de remarcar que espera que esa "puesta en escena" genera tantos "titulares como otros", en clara referencia a la consolidación de las estructuras organizativas de Podemos, que los sondeos colocan como primera fuerza política en intención de voto.

Cayo Lara también ha sido muy contundente en su discurso contra la corrupción, acusando al PP de haber impedido durante toda la legislatura comisiones de investigación y, preguntas parlamentarias. Ha recordado que IU ha presentado una batería de 45 medidas contra la corrupción y el fraude fiscal al Congreso de los Diputados, entre las que se encuentra la ampliación de los plazos de prescripción de estos delitos.

Después de pedir la dimisión para los expresidentes de la Junta de Andalucía, José Manuel Chaves y José Antonio Griñán; para el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago e, incluso, para el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el coordinador de IU se ha referido a sus propias "causas particulares": las responsabilidades políticas de IU-Comunidad de Madrid en la gestión que llevó a Bankia a la quiebra y a cometer irregularidades como la de las tarjetas opacas a Hacienda. "Entre los 86 tarjeteros [directivos y consejeros de Caja Madrid con una de estas tarjetas de crédito] había dos personas que ya no pertenecen a IU", ha recordado.

Sin embargo defiende que su organización no se detiene con la expulsión de aquellos con responsabilidades penales, sino que también quiere depurar las responsabilidades políticas. Por eso ha pedido "responsabilidad" a los asistentes al Consejo Político para no hacer de la resolución de la Presidencia Federal [que pedía las dimisiones de los excoordinadores de IU-CM] la "causa de este Consejo Político Federal". "La opinión pública espera que debatamos sobre los problemas de la ciudadanía, no debemos enfrascarnos en este debate", ha recomendado, dejando caer la posibilidad de que las dimisiones solicitadas por el Federal se decidan después de las primarias en las que la federación madrileña está inmersa.