Público
Público

Lasquetty rechaza un referéndum oficial sobre la privatización porque "no tiene sentido"

Las ocho organizaciones convocantes de la huelga sanitaria plantean la convocatoria por parte de la Comunidad de Madrid de una consulta para terminar con el conflicto y aseguran que acatarían el resultado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las ocho organizaciones convocantes de la huelga sanitaria plantean la convocatoria por parte de la Comunidad de Madrid de un referéndum legal como fórmula para terminar con el conflicto sanitario que mantienen, asegurando que acatarían el resultado que arrojara esta consulta. Una alternativa que para el Consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, 'no tiene sentido'.

El consejero ha agregado que no tiene sentido 'en sí misma' puesto que la externalización no implica 'ningún cambio de modelo'. Concretamente, se ha referido que no se produce ningún cambio de modelo puesto que las fórmulas de gestión indirecta están recogidas en la Ley General de Sanidad y la normativa específica de 1997, respaldado por los partidos mayoritarios.

A su juicio, la convocatoria de este referéndum se justifica debido a que la privatización de seis hospitales y 27 centros de salud que plantea el Ejecutivo regional no estaba contenida en el programa electoral del PP y, en consecuencia, es una 'situación sobrevenida', según han indicado fuentes sindicales para incidir en que esta tesis es una postura común de AMYTS, SATSE, AFEM, USAE, FESITESS, AME, SIME (federado en CSIT-UP) y CGT.

Las mismas fuentes remarcan que, dado que el Gobierno regional no reconoce los resultados de la Consulta por la Sanidad Pública (con casi un millón de madrileños que rechazaban esta medida) y tampoco las alternativas planteadas por los profesionales a la externalización. Por ello reclaman al Ejecutivo regional que organice la celebración de un referéndum, legalmente establecido y con todas las garantías legales (organización de mesas e interventores) para conocer la opinión de la ciudadanía al respecto.

En consecuencia y ante el apoyo a las movilizaciones planteadas desde noviembre, tras la presentación del Plan de Sostenibilidad del sistema sanitario, y el respaldo que obtienen las huelgas que se han desarrollado hasta ahora por los profesionales del sector sanitario, una consulta de estas características supondría el cese del conflicto (y en consecuencia de las protestas y huelgas) por una vía 'democrática'.

Al respecto, las mismas fuentes consultadas han comentado que los facultativos acatarían el resultado de este referéndum 'fuera cual fuera' puesto que dejaría claro que la sociedad respalda o no la externalización, aunque están convencidos que la mayoría de los madrileños se oponen a esta iniciativa.

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, aseguró el 14 de mayo que la Comunidad de Madrid aseveró que no le daba 'la más mínima validez' a los resultados de la Consulta por la Sanidad Pública realizada la semana pasada. 

La guerra entre sindicatos y la Consejería de Sanidad se ha hecho notar a la hora de hacer balance del seguimiento del tercer día de huelga sanitaria en la región. Mientras que los convocantes han elevado la participación en un 62,5% entre los facultativos llamados a secundar los paros, con mayor participación en los centros de la zona este.

Son datos muy similares a los ofrecidos en la anterior jornada de paros, el pasado 16 de mayo, cuando las asociaciones fijaron el respaldo de los médicos a esta huelga entre un 60 y un 63%. Fuentes sindicales han detallado que los profesionales que más han secundado la huelga han sido los médicos.

Estas cifras contrastan con las ofrecidas por la Consejería de Sanidad madrileña, que ha fijado en un 3,42% el seguimiento de esta miércoles, lo que suponen tres puntos menos que el respaldo registrado en la primera jornada de esta nueva ronda de paros.