Público
Público

Los latidos del bosque

Seis espacios naturales para asistir como espectador al estremecedor espectáculo de la berrea que protagonizan los ciervos cada otoño.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siempre en la misma época, a mediados de septiembre, cuando los árboles comienzan a cambiar de color y llegan las primeras lluvias, da comienzo el espectáculo de la berrea, el ciclo biológico del apareamiento de los ciervos. Hasta más allá del mes de octubre, cada día, al amanecer o la caída de la tarde, las dehesas y prados deshabitados de algunos espacios protegidos de la península se pueblan de ejemplares machos que salen del frondoso bosque que los esconde habitualmente dispuestos a aparearse con la manada más copiosa de hembras. Un logro que solo alcanzarán los ejemplares más fuertes y para lo que tendrán que luchar con sus afiladas cornamentas.

Los roncos bramidos que emiten los venados durante su época de celo desequilibran la paz en los cerros y los montes de estos lugares dando lugar a un espectáculo de la naturaleza que es fácil de presenciar y difícil de olvidar. Estos son algunos de los lugares imprescindibles donde puedes ser testigo de este espectáculo otoñal:

Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz)
En este excepcional espacio natural de la Sierra de Cádiz son 35.000 ciervos los que se baten en lucha sin cuartel cuando llega septiembre. La Asociación de Senderismo Vulpes organiza salidas para admirar la berrea los sábados 17 de septiembre y 1 de octubre, Genatur propone visitas nocturnas para los dos próximos fines de semana y Educam Rural y el Aula de la Naturaleza El Picacho, por 75 €, incluye además de la visita el alojamiento, pensión completa y otras actividades en la naturaleza.

Parque Nacional de Cabañeros (Ciudad Real)
Este excepcional espacio manchego posee uno de los ejemplos de monte mediterráneo mejor conservados de España en el que habitan 6.000 ciervos, además de 120 parejas de buitre negro. Las visitas se realizan en todoterreno a través de la empresa concesionaria Coserfo (Tel. 926 77 53 84). Tienen una duración de unas tres horas y salen desde los pueblos de Alcoba de los Montes, Horcajo de los Montes y Retuerta del Bullaque; se realizan entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre.

Sierra de Cazorla (Jaén)
La sierra más conocida del parque natural más grande de España, el de Cazorla, Segura y Las Villas, es otro de los lugares recomendables para contemplar la berrea. Si se quiere admirar el cortejo de los venados por libre los mejores lugares son el Parque Cinegético y la margen derecha del pantano del Tranco. La empresa Turisnat es la encargada de las visitas guiadas en todoterreno. Los precios de una excursión de media jornada es de 30 € y parten del centro de visitantes Torre del Vinagre, a los pies del embalse, que acoge numerosas salas temáticas donde se explican las riquezas botánicas y faunísticas de este lugar y que incluye un museo de caza y un jardín botánico.

Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres)
Cualquier visita al espacio protegido más veterano de Extremadura, que se extiende a ambos lados del río Tajo, debe comenzar por el Centro de Visitantes situado en Villarreal de San Carlos, a mitad de trayecto entre Plasencia y Trujillo. Ofrece una extensa información sobre todo lo relativo al enclave y la posibilidad de realizar itinerarios por su interior. Empresas como Monfragüe Vivo (Tel. 620 94 17 78), con sede en Malpartida de Plasencia, organiza excursiones en todoterreno para contemplar la berrea con salida desde el hotel Puerta de Monfragüe.

Parque Natural de Redes (Asturias)
Este parque natural declarado Reserva de la Biosfera es uno de los mejores espacios de la cornisa cantábrica para disfrutar de la berrea. La empresa A Pie Turismo (Tel. 647 52 12 93) organiza salidas guiadas al atardecer a pie o en todoterreno para grupos de hasta ocho personas. El precio, entre 15 y 25 € por persona, dependiendo de la duración. El hotel La Aldea Perdida también organiza un paquete especial que incluye, por 126 €, la estancia de dos noches en media pensión y la berrea a caballo.

Monte de El Pardo (Madrid)
Para aquellos que no se quieren alejar demasiado de la ciudad, el monte del Pardo ofrece la posibilidad de escuchar en esta época a los venados a solo 10 kilómetros del centro de Madrid. Existen dos buenos puntos de observación en el camino al Cristo de El Pardo: la senda que parte del puente de los Capuchinos y discurre por la margen izquierda del río Manzanares, y las inmediaciones del restaurante El Torreón. Para escuchar otros dos lugares: el mirador del Desaguadero (en la carretera de Fuencarral) y los jardines de La Quinta de El Pardo. Se puede obtener más información en el Centro de Interpretación de Fuencarral-El Pardo (Tel. 917 35 96 34).