Público
Público

Latinoamérica es la región más feliz y más ecológica del mundo, según un informe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

América Latina es la región más feliz y ecológica del mundo, según el "Informe Planeta Feliz" que elabora la organización "The New Economics Foundation" con el objetivo de poner de relieve que la eficiencia ecológica de cada país guarda relación con la calidad de vida presente y futura de sus ciudadanos.

El Índice utiliza tres baremos para realizar la clasificación: la esperanza de vida, la satisfacción vital que expresan los ciudadanos de cada país y la huella contaminante que dejan para obtener el nivel de vida que consideran necesario para ser felices.

Este trabajo, en su segunda edición, recoge datos de 143 países que representan al 99 por ciento de la población mundial y sitúa a ocho países latinoamericanos entre los 10 primeros.

Costa Rica copa la lista, ya que sus ciudadanos expresan un índice de satisfacción vital de 8,5 puntos sobre 10, tienen la segunda tasa de esperanza de vida más alta del mundo (por detrás de Canadá) con 78,5 años, y están muy cerca de alcanzar el equilibrio entre lo que consumen y lo que ofrecen los recursos naturales.

La República Dominicana figura segunda y Guatemala cuarta, y entre el sexto y el décimo puesto se sitúan por este orden Colombia, Cuba, El Salvador, Brasil y Honduras.

Más abajo, Nicaragua está en el puesto 11, Argentina en el 15, Panamá en el 18, México en el 23, Ecuador en el 25, Belice en el 27, Perú en el 28, Venezuela en el 36, Chile en el 46, Bolivia en el 47, Paraguay en el 55 y Uruguay en el 99.

El Índice se da a conocer en víspera de la reunión que celebrará el G-8 en Italia la próxima semana y pone en duda que los mayores índices de felicidad y de eficiencia ecológica se den en los países más desarrollados del planeta o en los que han progresado más rápidamente en el terreno económico en las últimas décadas.

El trabajo constata, por ejemplo, que Estados Unidos (puesto 114), China (20) e India (35) "eran más felices y más ecológicos" hace 20 años que hoy, y que en términos globales la situación ha empeorado en lo que se refiere a la explotación de los recursos naturales.

En el caso de los países de la OCDE, los responsables del estudio explicaron que la situación es peor en la actualidad que en la década de los 60 porque, aunque han aumentado la esperanza de vida y el grado de felicidad de los ciudadanos, no lo han hecho al mismo ritmo que se ha multiplicado la sobreexplotación del planeta.

En las últimas cuatro décadas los dos primeros baremos han mejorado en un 15 por ciento, pero la huella de carbono que dejamos cada uno de los habitantes del planeta ha crecido un 72 por ciento.

"Seguir los cantos de sirena del crecimiento económico ha supuesto sólo un beneficio marginal para los países más pobres del mundo y ha socavado en gran medida la vida de sus ciudadanos", afirmó Nic Marcs, miembro de "The New Economics Foundation".

No sólo ha sido perjudicial para los más pobres, explicó Marcs, sino que "tampoco ha mejorado notablemente el bienestar de aquellos que ya eran ricos, ni ha facilitado una estabilidad económica".

Este Índice, añadió Marcs, debe servir como "una guía de eficiencia" para cambiar el concepto que tienen los países poderosos sobre qué es realmente mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y sobre las consecuencias del cambio climático derivadas de un modelo económico que ha demostrado ser insostenible.

Los gobernantes de los países más ricos, argumentan los autores de esta iniciativa, deben dejar de vincular la felicidad con las cifras macroeconómicas sin tener en cuenta el coste medioambiental, y "deben centrarse en lo que nos importa en última instancia: el bienestar en términos de una vida larga, feliz y con sentido".

Así, son las naciones que consumen moderadamente (como las latinoamericanas y las del sudeste asiático) las que salen mejor paradas en el Índice, mientras que las que se suelen presentar como modelos de bienestar económico figuran por abajo del puesto 40.

La mejor situada es Holanda (43), seguida de Alemania (51), Italia (69), Francia (71), Reino Unido (74), Japón (75), España (76), Canadá (89), Rusia (108) y Estados Unidos (114).