Público
Público

Lavelli desnudará el Teatro Romano para llevar la culpa y verdad de Edipo Rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Teatro Romano de Mérida revivirá a partir del próximo jueves el mito "Edipo Rey" de Sófocles que, bajo la dirección de Jorge Lavelli, transmitirá valores esenciales del ser humano, como la culpa y la sinceridad, en un escenario desnudo y con un coro mezclado e integrado en la acción.

La obra, última de la esencia grecolatina de la programación de la LIV edición del Festival de Teatro de Mérida que permanecerá en escena hasta el próximo 24 de agosto, ya ha sido representada en catorce ocasiones en la historia del certamen emeritense.

En esta ocasión, "Edipo Rey", versionada por Jorge Lavelli y José Ramón Fernández, cuenta con un amplio elenco de actores, entre los que destacan Ernesto Alterio y Carme Elías, como Edipo y Yocasta, respectivamente, y la colaboración especial del veterano actor Juan Luis Galiardo, que da vida al ciego Tiresias.

La historia de Edipo es la del hombre que lucha inútilmente por huir de su destino, condenado antes de nacer, despojado y errante que arrastra su culpa por el mundo.

El francés Lavelli ha destacado en la presentación que la obra ilumina en solitario muchos siglos de teatro, de reflexiones y de dudas sobre la naturaleza del ser humano y su trayecto, y se implanta como una "fuente infinita" de correspondencias entre el hombre, el poder, la familia, el sexo, lo prohibido, el misterio de la existencia y de la muerte.

"Si su temática es apasionante, su forma, su construcción y sus coros no lo son menos", según Lavelli, para quien esos aspectos conforman, junto con los actores, los elementos fundamentales de esta tragedia clásica, donde la música del compositor Zygmunt Karuze y la actuación de los actores reflejarán un texto "mucho más allá del realismo empírico".

Lavelli se ha mostrado encantado con el Teatro Romano de Mérida, ya que a su juicio, es un escenario que ofrece libertad y genera muchas ideas, y por ello, "no hace falta decorados", porque "en este tipo de marcos es difícil introducir objetos extraños sin que resulten molestos y anacrónicos".

Para aprovechar bien este "maravilloso espacio", "Edipo Rey" se desarrollará en el proscenio, la orchestra y en el palco de autoridades, lugar que se llama ya para la historia "balcón Lavelli", según el propio director.

No obstante, ha confesado tener la impresión de que "me falta algo, pero hasta el último día de función, no sabré si todo el esfuerzo aportado da como resultado una obra clara, luminosa, limpia, significativa, sentimental y emotiva" tal y como él ideó.