Público
Público

'Le Monde', en la encrucijada

El veterano diario francés, necesitado de financiación extra, afronta una semana decisiva para su futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Le Monde, referente el periodismo de calidad en Francia y en el mundo, afronta esta semana unos días claves para su futuro. Aunque no existen estimaciones claras, el rotativo francés, que estaría técnicamente en suspensión de pagos el próximo 30 de junio y en bancarrota el 10 de julio, necesita una inyección de al menos 50 millones de euros para sobrevivir, lo que ha abierto una fuerte pugna entre varios grupos inversores por tomar el control de la que es la cabecera más influyente de Francia y cuyo control ha correspondido, desde hace 60 años, a una sociedad formada por su propio personal, la llamada Sociedad de Redactores de Le Monde (SRM).

Es tal la trascendencia de la operación que podría aclararse hoy mismo, que el propio presidente francés, Nicolas Sarkozy, decidió intervenir la semana pasada en el asunto. A menos de dos años de las elecciones presidenciales y legislativas, el presidente conservador descolgó el teléfono para decir a Eric Fottorino, director de Le Monde, que vería con muy malos ojos la llegada al capital del influyente periódico de un grupo de inversores históricamente relacionados con el centro-izquierda.

Según el semanario Le Point, Sarkozy, so pretexto de hablar de otro tema, llamó a Fottorino. Y rápidamente la conversación se desvió hacia otros derroteros. El presidente juzgó desaconsejable que la redacción, titular por ahora del control del periódico, acepte la oferta de toma de control del pool Pigasse-Niel-Bergé, uno de los más serios candidatos. Sarkozy fue hasta amenazar con poner fin a la ayudas públicas que recibe Le Monde.

Matthieu Pigasse, banquero y propietario del magazine Les Inrockuptibles; Xavier Niel, fundador de la empresa Internet Free, y Pierre Bergé, hombre de negocios clave en el mundo de la cultura y el lujo en Francia, han formado un trío de choque para concurrir en la desesperada operación de capitalización del veterano periódico.

Le Monde es referente el periodismo de calidad en Francia y en el mundo

Aunque las cifras más barajadas en distintos medios hablan de que el diario necesita una inyección de al menos 50 millones de euros, a juzgar por lo evaluado por otros inversores que examinaron el dossier y luego se retiraron, en realidad hace falta invertir rápidamente alrededor de 120 millones de euros para salvar al diario de la suspensión de pagos y de la bancarrota.

Muy pocos inversores tienen hoy a la vez tanto ese dinero fresco disponible como la garantía de la continuidad por tener un balance saneado, experiencia en el sector de medios y proyectos editoriales e industriales seguros frente a la revolución digital que vive la prensa. Y entre los pocos que reúnen esas condiciones, son rara avis los que además ofrecen garantías de independencia respecto al poder económico o político francés.

El trío Pigasse-Niels-Bergé sí reuniría al menos bastantes de esas condiciones. Y eso es algo que no le gusta ni un pelo al líder conservador francés, cuyo ascenso al trono en 2007 contó con la neutralidad tácita y nunca reconocida de Le Monde. El diario estaba entonces bajo el influjo de un poderoso Rasputín francés llamado Alain Minc, consejero del grupo de armamento y medios Lagardère que ostenta el 17,2% del Grupo Le Monde y amigo de Juan Luis Cebrián, el cerebro de Prisa, que posee a su vez el 15,01% del rotativo francés.

Precisamente, Prisa es otro de los candidatos a optar a la recapitalización. En la redacción del diario no se vería con demasiados malos ojos que la multinacional española aumentara su participación y acabara tomando el control de la catedral del periodismo que sirvió durante décadas, y en numerosas ocasiones, de fuente de inspiración al proyecto inicial de su hijo pequeño español, El País.

Algunas cifras hablande que el diario necesita  una inyección de al menos 50 millones de euros

No obstante, los medios franceses, conocedores de la faraónica deuda de Prisa, estiman que hoy no es caballo ganador, al menos si se presenta sin aliados que tengan dinero fresco. De hecho, Prisa reconoció el jueves 10 de junio a Financial Times que solicitó al Grupo Le Monde una ampliación del plazo de presentación de las ofertas firmes hasta septiembre.

Esa ampliación parece poco compatible con la urgencia de la situación del grupo francés, aunque la SRM parece haber venido en su ayuda. Juzgando 'poco realista e imposible de respetar' el calendario que preveía la presentación de candidaturas firmes el pasado viernes, y la elección definitiva del equipo ganador hoy 14 de junio, ha solicitado tal aplazamiento. La SRM se reunirá el día 25.

La irrupción en la carrera de Orange-France Télécom, el gigante de telecomunicaciones semipúblico, a cuyo frente está un hombre de confianza de Sarkozy, podría completar el cuadro de un duelo por el control de Le Monde en el que Prisa se encontraría en el bando del Elíseo.

Hay también otros actores que figuran entre bastidores

Pero hay también otros actores que figuran entre bastidores y que podrían intervenir en el proceso si las condiciones cambiaran. Se trata del grupo italiano L' Espresso, que se retiró de la puja, y el gigante suizo Ringier, que también está fuera pero que podría volver si hay retraso en los plazos. Tampoco se puede descartar al grupo Perdriel-Le Nouvel Observateur y a Lagardère, que ya tiene el 17,2% de las acciones del rotativo.

Sea cual sea el resultado de la batalla, la SRM, que hasta ahora disponía con sus aliados internos de una minoría de bloqueo y decidía sobre su director, ya da por hecho que perderá, con la recapitalización, esa garantía de independencia.

Pigasse-Niel-Bergé
Una de las opciones más firmes, aunque tiene en contra a Nicolas Sarkozy.

Prisa
El grupo español, que ya tiene un 15%, no está mal visto por la redacción, aunque su elevada deuda supone un obstáculo. Ha pedido ampliar el plazo de ofertas.

Perdriel-Le Nouvel Observateur
Sigue estando en la carrera como uno de los candidatos fuertes.

Orange-France Télécom
Se ofrece a ser socio, pero rehusa en principio liderar la recapitalización.

Lagardère
Ya tiene el 17,2% y el 34% del negocio digital, y podría ir a por más.

L'espresso y Ringier
Los grupos italiano y suizo se han retirado, aunque podrían volver si se dilata la puja.