Público
Público

Lección del Hércules

El Barça se queda sin argumentos ofensivos ante el orden exhibido por el equipo de Esteban

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Hércules dio la campanada en el Camp Nou. Un recién ascendido a Primera consiguió lo que en la temporada pasada no pudo hacer ningún otro equipo de la Liga, ni siquiera el Madrid: derrotar en su feudo al Barcelona e incluso sacarle los colores al campeón. Impotente, suerte tuvo el conjunto catalán del acierto final de Valdés que, con el tiempo casi cumplido, evitó el tercer gol alicantino al atajar primero un disparo franco de Sendoa y, acto seguido, la segunda opción que cayó a los pies de Trezeguet.

El Barça no perdió por dejadez. Lo que le faltó fueron recursos y gasolina. Sin profundidad, tampoco logró que el balón corriera con la velocidad a la que acostumbra. Una deficiencia que acrecentó el mal estado del césped del estadio. Para sorpresa de jugadores y aficionados, la alfombra del Camp Nou se levantaba como no suele.

El Hércules, con Drenthe, Valdez y Trezeguet en el once y muy bien ordenado en defensa, cerró a la perfección los pasillos interiores del ataque azulgrana. Y ahí, en la red alicantina, desapareció Iniesta. Y el juego del Barça, sin la aparición del de Fuentealbilla, perdió luz. Tampoco le fue mejor al Barça en la segunda parte con el concurso de Xavi.

Desde abril, cuando empató (0-0) con el Espanyol, el Barça siempre marcaba

Con las opciones interiores cerradas, entre los azulgrana sólo Adriano consiguió desequilibrar por la banda derecha, pero nadie acertó a culminar sus centros con atino. El Hércules le ganó casi todos los balones laterales al Barça de los bajitos.  Y en esas llegó el gol alicantino. Nacido de una jugada a balón parado. Una falta de pizarra que Valdés consiguió rechazar en primera instancia y Valdez remató tras el rechace del portero.

A partir de ahí, el Hércules todavía se sintió más cómodo, se fue un poquito para atrás y siguió trabajando en defensa. La superioridad azulgrana en la posesión (más del 70% al final del partido) resultó más estéril que nunca. El Barça naufragaba una y otra vez en la última fase del ataque.

Tras el descanso, Guardiola movió sus piezas y alineó a un once que muchos habrían firmado para el inicio. Sentó a Mascherano, que debutó con buena nota, y Bojan para dar entrada a Xavi y Pedrito. El canario consiguió abrir el campo por la izquierda, pero ni así logró el Barça crear más oportunidades de peligro frente a la portería de Calatayud.

Osasuna, hace 16 meses, era el último que había ganado en el Camp Nou (0-1) 

En cambio, el Hércules sí supo aprovechar un fallo en la marca de Abidal para hacer subir el 0-2 en marcador, de nuevo obra de Valdez. Guardiola probó con permutas continuas de los delanteros. Con Messi de falso nueve y en la banda derecha. Al final, se atrevió incluso a cerrar atrás con sólo tres zagueros permitiendo que Piqué se incorporara al ataque cuando el Barcelona tenía la posesión. No hubo manera. Como sucedió en la última visita del Hércules al Camp Nou, hace ya 13 años, el conjunto alicantino, ataviado con la piel de un cordero, resultó ser de nuevo un lobo que aleccionó al campeón en un partido de esos que tanto inquietan a Guardiola.

 

0 - Barcelona: Valdés; Adriano (Alves, min.59), Piqué, Abidal, Maxwell, Mascherano (Xavi, min.46), Iniesta, Keita, Bojan (Pedro, min.46), Messi y Villa.

2 - Hércules: Catalatayud; Cortés, Abraham Paz, Pamarot, Peña, Fritzler, Aguilar, Tiago Gomes (Tote, min.74), Drenthe (Sendoa, min.61), Valdez (Kiko Femenía, min.64) y Trezeget.

Goles: 0-1: Valdez, min.26. 0-2: Valdez, min.58

Árbitro: Carlos Velasco Carballo (Colegio madrileño). Mostró tarjeta a amarilla a Mascherano (min.19), Trezeguet (min.41), Adriano (min.41), Drenthe (min.42).

Incidencias: Partido de la segunda jornada de la LFP disputado en el Camp Nou ante 79.300 espectadores. Antes del inicio del encuentro, el Orfeó Català cantó el himno de 'Els Segadors' para conmemorar la Diada de Catalunya.