Público
Público

Lee defiende la reunificación pacífica de Corea en el 65 aniversario de la victoria sobre Japón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, instó hoy a la desnuclearización de Corea del Norte para avanzar hacia una "reunificación pacífica" de la península, en el 65 aniversario del fin de la ocupación japonesa de Corea (1910-1945).

"Es imperativo para ambas partes elegir coexistencia en lugar de confrontación, progreso en lugar de estancamiento. Necesitamos superar el actual estado de división y proceder con el objetivo de una reunificación pacífica", dijo Lee.

En un discurso televisado por el 65 aniversario de la derrota de Japón en la II Guerra Mundial, que puso fin a la colonización de Corea, Lee subrayó que ambas Coreas deben garantizar la seguridad en la península, para lo que es imprescindible la desnuclearización del régimen comunista norcoreano.

Las relaciones entre Seúl y Pyongyang atraviesan por un momento de fuerte tensión a raíz del hundimiento en marzo en el Mar Occidental (Mar Amarillo) de la corbeta surcoreana "Cheonan", en el que murieron 46 marinos.

Corea del Sur acusa al Norte de haber torpedeado el buque desde un submarino, algo que el régimen de Kim Jong-Il niega.

El discurso de hoy supuso la primera ocasión desde el suceso del "Cheonan" en que Lee se refirió al objetivo de la reunificación con el Norte, indicó la agencia local Yonhap.

Según el presidente surcoreano, tras la desnuclearización del Norte el siguiente paso sería trabajar hacia la integración económica, para luego establecer una comunidad en la que se garanticen la libertad y los derechos de todos los coreanos.

En este sentido, indicó que Corea del Sur debe considerar el establecimiento de un "impuesto de unificación" para prepararse ante una eventual reunificación en el futuro, que se calcula costaría a Seúl cerca de 1,3 billones de dólares (1 billón de euros).

También se refirió a las relaciones con Japón, todavía marcadas por el peso histórico de la brutal ocupación nipona de la península, y dijo que Seúl y Tokio deben buscar "medidas concretas" para consolidar sus relaciones.

Esta misma semana el primer ministro japonés, Naoto Kan, pidió disculpas a Corea del Sur por la ocupación colonial y lamentó el sufrimiento infligido a la población.

Lee afirmó hoy que esas disculpas "suponen un paso adelante", aunque matizó que "todavía quedan cuestiones que deben ser resueltas".

En las relaciones entre ambos países aún siguen abiertos varios conflictos, como el territorial en torno a las islas Dokdo, en el Mar Oriental de la península coreana, que actualmente dependen de Seúl pero que Japón reclama como suyas bajo el nombre de islas Takeshima. EFE