Público
Público

Leeds, la sorpresa inglesa

Ni Manchester ni Liverpool, la ciudad de moda en el norte de Inglaterra es Leeds, el destino "cool" de las islas británicas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Leeds ya no es lo que era. Su ambiente de deprimida ciudad industrial quedó atrás hace mucho y su centro histórico está perfectamente rehabilitado, haciendo de él una delicia para el caminante deseoso de encontrar arquitectura interesante, escaparates novedosos y un excitante ambiente cultural y nocturno.

Ahora es -después de Londres- la ciudad inglesa con más lugares de interés arquitectónico que visitar. En el centro abundan esos edificios de ladrillo típicamente ingleses, herencia del gran desarrollo que tuvo durante la época de la Revolución Industrial, cuando era uno de los principales centros de la economía inglesa. Destacan, por tanto, los edificios de estilo victoriano, muy bien restaurados y reconvertidos en apartamentos, hoteles y oficinas. Aunque hay algunos ejemplos muy anteriores, como el conjunto de la abadía de Kirkstall (junto al río Aire, un poco alejada del centro).

Un buen puñado de sitios concretos merecen una visita. Entre todos destacan el Henry Moore Institute, donde se hace un repaso a la historia de la arquitectura desde la Antigüedad a la actualidad, y la Leeds City Art Gallery, con una estupenda colección de pintura, escultura y dibujo de los siglos XIX y XX. Al lado está Millenium Square, una plaza modificada completamente en el año 2000 donde se organizan obras de teatro, conciertos, mercadillos, etc.

El otro museo más importante de la ciudad es Royal Armouries, un museo con interesantes exposiciones interactivas y demostraciones en vivo: torneos, caza con halcones, etc.

Y para conocer una de las facetas más típicamente british no hay que perderse una visita a Harewood, una espléndida mansión del siglo XVIII rodeada de unos no menos espléndidos jardines, a unos pocos kilómetros de Leeds. Es un verdadero museo, tanto arquitectónico como por sus muebles de estilo chippendale y su colección de pinturas, la perfecta imagen tradicional de este tipo de edificios, dignos de ser el escenario de una película.

Muchos consideran que Leeds es una de las mejores ciudades inglesas para realizar compras. Incluso si no se quiere gastar una libra, un recorrido por las tiendas es una experiencia interesante por dos motivos que lamentablemente están ausentes en otras ciudades: muchos mercados y centros comerciales están situados en edificios de gran valor arquitectónico perfectamente rehabilitados y, además, en ellos es posible encontrar tiendas originales, que no pertenecen a ninguna franquicia, y que son, por tanto, irrepetibles.

Un recorrido por las tiendas y la historia de Leeds puede empezar en Kirkgate Market, el mercado cubierto más grande de Europa y lugar de origen de la famosa cadena Marks&Spencer. Dos edificios únicos convertidos en centros comerciales diferentes son The Light y Corn Exchange.

Pero la mezcla compras/visita turística alcanza su cima en Victoria Quarter, un conjunto de galerías comerciales entre Briggate y The Headrow construidas entre finales del XIX y principios del XX, arquitectura de estilo victoriano y eduardiano por la que vagar en busca de detalles arquitectónicos inimaginables en centros comerciales modernos y de escaparates únicos. Su techo de cristal es el más grande de Europa. Una galería un poco más antigua es Thornton Arcade, que se encuentra al lado y tiene características similares.


Jet2autobús gratuito


TravelodgeVicar LaneBlayds Court


Festival de Leeds